X
SOCIEDAD >

Cuatro de cada diez alumnos de la ULL estudian gracias a una beca

   
El consejero Miguel Ángel Pérez y la vicerrectora Miriam González dieron a conocer los datos de becas. / DA

El consejero Miguel Ángel Pérez y la vicerrectora Miriam González dieron a conocer los datos de becas. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Las becas se han convertido en el chaleco salvavidas al que se agarran muchos alumnos para seguir formándose en las aulas de la Universidad de La Laguna (ULL). El aumento de las tasas hace dos cursos y los cada vez más estrictos requisitos para ser becario, han provocado que los estudiantes hayan empezado a ser conscientes de la importancia que tiene sacar buenas notas para poder recibir una ayuda. Así, según datos ofrecidos ayer por la vicerrectora de Alumnado de la ULL, Miriam González Afonso, un total de 8.813 estudiantes percibieron el curso pasado alguna de las becas que ofrecen el Ministerio de Educación, el Gobierno canario, el Cabildo insular o entidades como La Caixa, Philip Morris y la Fundación Pizarroso.

Ello supone el 41,42% del total de matriculados en la institución académica lagunera. De ellos, la mayoría (7.074) percibió la ayuda del Ministerio, y 2.551 fueron beneficiarios además de una beca del Ejecutivo regional. Mientras, hasta 126 personas se beneficiaron de la convocatoria conjunta de la ULL y el Cabildo -con un presupuesto global de 126.777 euros- para el alumnado con especiales dificultades económicas, que percibió hasta 1.500 euros.

Según explicó el consejero de Educación, Juventud e Igualdad de la Corporación tinerfeña, Miguel Ángel Pérez, el objetivo de estas becas era “ayudar a aquellos estudiantes con dificultades económicas que no estaban pudiendo terminar sus estudios porque no podían abonar el último plazo de las tasas de matrícula, al denegarles las becas del Ministerio y el Gobierno de Canarias”.

“Por eso hicimos un esfuerzo y, quitando de otras partidas, reeditamos con 50.000 euros nuestra colaboración con la universidad”, destacó el consejero, quien confirmó que a partir del próximo curso estas ayudas estarán enfocadas hacia los estudios de posgrado, “porque entendemos que la especialización es muy importante, y deseamos que los alumnos tinerfeños que quieran seguir estudiando cuando acaban sus grados puedan continuar formándose, para que ello revierta en el futuro en la Isla”.

Por su parte, la vicerrectora de Alumnado, Miriam González Afonso, dejó claro que este curso ha aumentado el número de solicitudes de becas al Ministerio, hasta un total de 11.777. “En algunos casos se trata de alumnos que, aunque saben que no van a ser beneficiarios, no tienen que abonar las tasas hasta que no se resuelva la beca”. En cuanto a las ayudas del Gobierno de Canarias, pese a que aún no es un dato cerrado, van ya 8.035 solicitudes. “El 2 de octubre la Consejería nos pidió los datos del rendimiento académico de los estudiantes, lo que demuestra que están tratando de agilizar el proceso”, confirmó la vicerrectora, quien aseguró que se han mandado al Ministerio más de 2.000 solicitudes baremadas. “El objetivo es que en diciembre estén todas enviadas a Madrid, aunque lo más importante es que todo lo que tiene que ver con la cuantía variable pueda estar a principios de 2015”. En esta línea, Miriam González recalcó que “el rendimiento que están teniendo los alumnos ha aumentado”, hasta el punto de que “más del 90% de los estudiantes aprueba más del 50% de los créditos”, que es lo que se exige para obtener una beca.

Plantean una huelga general en noviembre

Como en los dos días precedentes, el seguimiento de la huelga estudiantil en Canarias no llegó al 50%, según datos de la Consejería de Educación. Los sindicatos, en cambio, elevaron ese porcentaje al 80%, aunque lo cierto es que los tres días de paro en las enseñanzas medias y de adultos apenas se dejaron sentir en las aulas.

Según la información que hizo llegar a la Consejería el 91,39% de los centros, la ausencia de estudiantes registrada ayer alcanzó el 46,75%. Por provincias, en Las Palmas -según los datos remitidos por el 92,19% de los centros- la ausencia de alumnado fue del 47,56%, mientras que en Santa Cruz de Tenerife las estadísticas recopiladas del 90,52% de los centros situaron la cifra en el 45,79%. A pesar de la huelga, el profesorado acudió a los centros e impartió clases con normalidad, y no se registraron incidencias.

Pese a todo, el Sindicato de Estudiantes anunció que va a plantear a las organizaciones de padres y de profesores la convocatoria de una huelga general de toda la comunidad educativa para noviembre, para ir “un paso más allá” del paro de 72 horas de estos días, que culminó ayer con una nutrida manifestación en Madrid.