X
SANTA CRUZ >

Cuatro meses de espera por la ordenanza de paisaje urbano

   
Terrazas en el centro de Santa Cruz. / FRAN PALLERO

Terrazas en el centro de Santa Cruz. / FRAN PALLERO

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

Cuatro meses después de que el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz aprobara de manera definitiva la Ordenanza Municipal de Paisaje Urbano, aún no se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Esto significa que la normativa todavía no ha entrado en vigor, por lo que aún no ha comenzado el plazo que el Consistorio dio de un año para que las terrazas de bares y restaurantes de Santa Cruz adapten su fisonomía a las nuevas exigencias que establece la ordenanza. Asimismo, hasta que entre en vigor tampoco se pueden iniciar los trabajos para elaborar los proyectos en los 16 puntos de la ciudad que, por sus características e importancia, tendrán una imagen aún más definida y concreta.

La nueva normativa no solo unifica criterios estéticos, como el color y las dimensiones de los distintos elementos que conforman la terraza (sillas, mesas, toldos, etcétera), sino que también regulará las fachadas de los edificios de la ciudad, en cuanto el color, la instalación de antenas, aparatos de aire acondicionado o carteles, así como la colocación de vallas publicitarias.

En este sentido, la secretaria general de Socialistas por Tenerife (SxTF) en Santa Cruz, Odalys Padrón, recordó, en un comunicado, que la elaboración de esta normativa tenía como uno de sus objetivos retirar el “alto número” de vallas publicitarias y otro tipo de carteles que “afean las calles e influyen de forma negativa en la estética de la ciudad”. “A día de hoy las vallas no han sido retiradas ni parecen que estén haciendo nada al respecto, es más, parece que su número se ha incrementado”, enfatizó. Para SxTF el equipo de gobierno está “incumpliendo la legislación vigente a este respecto y, por lo tanto, debe dejarse de pamplinas mediáticas para actuar de inmediato”.

Desde el Ayuntamiento señalaron el pasado junio que se iban a regular los emplazamientos de estas vallas, ya que “ahora mismo hay algunas en espacios públicos sin ningún tipo de autorización”. En concreto, se indicó que hay más de 75 expedientes abiertos en este sentido.

El Consistorio explicó que esta nueva ordenanza responde a la carencias que han encontrado en la normativa existente que regula todos estos aspectos.