X
a veces soy humano >

Cuidemos unos de otros – Por Félix Díaz Hernández

   

Acumulando experiencias y ya algunos años de trabajo en la gestión, atención y comunicación en situaciones de emergencia voy confirmando que nos hemos convertido en una sociedad bastante acomodada, excesivamente garantista e inconsciente ante casi cualquier tipo de riesgo.

En buena medida la vorágine hedonista en la que nos sumimos hace algunas décadas, creyendo que tenemos derecho a todo; practicando el individualismo total o considerando que solo hemos venido a esta vida a divertirnos son algunos parámetros que explican la actual situación.

Además, mantenemos que como ciudadanos no tenemos deberes (salvo pagar impuestos y es evidente que no todos lo cumplen).

Por otra parte ya no guardamos en la memoria, porque la usamos poco salvo la del teléfono móvil, aquellos comportamientos preventivos básicos que nuestros mayores practicaban casi sin darse cuenta. Cuando se anunciaban lluvias, en nuestras casas se destupían y limpiaban sumideros; en verano se saneaban y repintaban azoteas, se trastejaba; se repasaban los accesos a las viviendas; se podaban los árboles con ramas que pudieran ser un peligro; también se comprobaban aljibes o bidones de agua.

Y como todos los vecinos nos conocíamos, unos estábamos pendientes de otros, esa es una de las razones por las que los humanos nos hicimos más sociales, por mera supervivencia.

Ahora no es así. La gran mayoría vive en su urna de cristal, no realiza mantenimiento alguno de su casa; tampoco prevé que puedan caer los servicios de electricidad o suministro de agua, disponiendo antes de unos recursos de emergencia mínimos; se construyen garajes por debajo de la cota de las calles que no tienen ni una bomba de agua.

Eso sí, se anuncia una alerta por Fenómeno Meteorológico Adverso (FMA), cae un chaparrón y, a pesar de todo ello, salimos a la calle ya sea caminando o en nuestro propio coche. Somos unos inconscientes.

Otro gallo nos cantaría si aprendiéramos a cuidar unos de otros y recordar las enseñanzas de supervivencia de los que nos antecedieron.

@felixdiazhdez