X
POLÍTICA >

La edad tope para ingresar en el cuerpo de la Guardia Civil se eleva a los 40 años

   
José Vicente González Bethencourt, senador del PSOE por Tenerife. / DA

José Vicente González Bethencourt, senador del PSOE por Tenerife. / DA

DOMINGO NEGRÍN MROENO | Santa Cruz de Tenerife

La Guardia Civil no es Antonio Tejero ni Luis Roldán, pero estos dos personajes han causado mucho daño a la imagen de un cuerpo con 170 años de historia. Sin embargo, su prestigio sigue ocupando un lugar de honor en la repisa del reconocimiento social. Las Cortes Generales tramitan actualmente un proyecto de ley de reforma al que se le ha incorporado una enmienda por la que el tope de edad para ingresar en la plantilla del instituto armado se eleva de los 30 a los 40 años; aunque, inicialmente, el PSOE quería fijar el techo en los 45.

Como ponente, el senador socialista por Tenerife, José Vicente González Bethencourt, defendió el martes 43 propuestas, de un total de 361, en la Comisión de Interior. Algunas de ellas llegarán consensuadas con el PP al pleno del próximo miércoles. Además de la ya mencionada, también está apalabrada una modificación mediante la cual se integra en una única escala de oficiales las dos existentes: los guardias civiles que han pasado por la Academia General Militar de Zaragoza y los que no. La discrepancia surge en torno al momento en que debería aplicarse el cambio: mientras el Gobierno pretende retrasarlo a 2017, el PSOE plantea que sea a partir del 1 de julio de 2016.

Como consecuencia de lo anterior, desaparece el empleo de los alféreces. Por eso, González sugiere que, transcurrido un “tiempo prudencial”, puedan convertirse en tenientes y continuar la escala de oficiales. “Esta es una de las cuestiones que quedan por mejorar”, comenta. De igual modo, añade, “resulta fundamental dotar de la adecuada seguridad jurídica a los oficiales de la escala de facultativos”. Hijo de guardia civil, José Vicente González Bethencourt vive este proceso desde un conocimiento de la propia experiencia que ha complementado con las aportaciones de las asociaciones profesionales -los sindicatos están vetados en la Guardia Civil-, para las que pide una mayor participación. Habida cuenta de que la presencia femenina se reduce al 6%, el PSOE insta a buscar el “equilibrio” a través de factores correctores que faciliten el acceso.
De los 84.400 efectivos en el conjunto de España, 3.573 están residenciados en Canarias.