X
EDUCACIÓN >

Educación gastó el curso pasado 500 millones de euros menos en becas de lo presupuestado, según la CRUE

   

EUROPA PRESS | Madrid

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte anunció que en el curso 2013/2014 el presupuesto para becas y ayudas generales al estudio sería el mayor de la Historia de España y ascendería a 1.411 millones de euros, sin embargo, al cabo del curso gastó 909.328 millones, 501 menos de los que se habían anunciado, según la comparativa que ha realizado la Conferencia de Rectores de las Universidades de España (CRUE) con los datos oficiales del Gobierno.

Lo han explicado en rueda de prensa este jueves el presidente de la CRUE, Manuel López; sus vicepresidentes, Julio L. Martínez, rector de la Universidad de Comillas; y José María Sanz, rector de la Autónoma de Madrid y su vicepresidente ejecutivo, Juan Francisco Juliá, de la Politécnica de Valencia; en la que han ofrecido un balance de cara al comienzo de curso.

Según los datos que han recopilado, “lo que dice el ministro de Éducación es correcto”, puesto que en 2014 se presupuestó una cantidad inédita para las becas, 1.411 millones de euros, la cuestión es que finalmente no llegó a ejecutarse y, lo gastado, 909.328 millones de euros, sigue estando por debajo del nivel alcanzado en el curso 2011/2012 965.352 millones empleados en becas y ayudas al estudio.

Estas cifras implican además que en el último curso se gastaron 75 millones menos que en el anterior y 210 millones de euros menos en becas que en 2011/2012. “Son ya dos cursos en los que ha habido menos gasto en el total de becas y ayudasm sin embargo, el número de becarios ha ido aumentando, incluso aunque los requisitos son más exigentes, porque la situación social está empeorando”, señala el presidente de la CRUE.

En concreto, ha subido un 5,41% el número de alumos beneficiarios de las ayudas, pasando de 305.454 en el curso 2011/2012, a los 322.000 del periodo 2013/2014, y ha caído un diez por ciento la cantidad económica que reciben: 3.160,52 euros por cabeza hace dos años frente a los actuales 2.824 euros.

Para Juliá, las becas “han dejado de considerarse un derecho del estudiante” y son una mera distribución del dinero disponible, ya que antes, cuando se superaban las previsiones de solicitantes que cumplían los requisitos, “se incrementaba el presupuesto previsto porque era un derecho”. Ahora, se reparten menos cantidades y la tendencia “es que va a haber más solicitudes y menos recursos”.

Manuel López incide además, en la importancia de recuperar el 5 como nota de acceso a las ayudas, en lugar del 5,5 que impuso el ministerio, porque se trata de “becas para igualdad de oportunidades”, no de excelencia y ha recordado que así lo han venido planteando los rectores, sin éxito, al Ministerio de Educación, junto a la reivindicación de que se mantuvieran los niveles de gasto de hace dos años.

En cuanto a la previsión del proyecto de presupuestos generales del Estado para 2015, el presidente de la CRUE sólo ha señalado que el incremento es “de unas décimas”, en concreto un 0,2%, y ha reclamado de nuevo que el foco se fije “no en nlas partidas presupuestadas sino en el esfuerzo real que hace el Estado”, es decir, el gasto que ejecuta.

Sobre las tasas, afirman que este curso existe “una tendencia abrumadora a la congelación o a un mínimo incremento” porque las subidas “bajan la demanda”. “Se esperaba un notable acompañamiento en la financiación de las universidades (con la subida del curso pasado) pero no ha ocurrido. Es evidente, es algo que está en la calle, tenemos una universidad más cara y con menos becas”, ha lamentado López, para destacar el efecto disuasorio en posibles estudiantes y sus familias.

ENTRE 400 Y 500 NUEVOS PROFESORES

Los mismos presupuestos contemplan elevar del actual 10% a un 50% la tasa de reposición para el personal docente investigador, lo que si bien no cumple las expectativas de la CRUE, que venía reclamando el fin de las restricciones y libertad de contratación, es un avance que podría suponer la entrada en el sistema el año que viene de entre 400 y 500 profesores, la mitad de los en torno a mil que se estima se jubilan anualmente.

“Satisface que se eleve al 50 por ciento, pero lo más importante es captar talento y para eso hay que tener recursos y capacidad de contratación y con estas tasas de reposición el talento que queremos captar se va a otros entornos universitarios con los que tendremos que competir en el futuro”, ha señalado Juliá.

López ha añadido que las restricciones han supuesto en la práctica un incremento de las contrataciones a tiempo parcial, para lo que las universidades tienen libertad, pero, conforme ha apuntado, “suplir al profesorado a tiempo completo con dos o tres profesores asociados porque es más barato introduce una pérdida de calidad”.

También tiene impacto en la calidad la falta de previsión financiera. Las universidades critican que “no se puede trabajar año a año sin saber cuál va a ser su presupuesto el curso siguiente” y reivindican “un modelo de financiación con planes estratégicos y objetivos claros”.

En Madrid, según ha dicho el rector de la Autónoma, aún no saben con qué financiación contarán. “Hay comunidades autónomas acordando planes de financiación ahora, en plena crisism que lo que hacen es definir una previsión de cuáles van a ser los presupuestos. Pedimos a las comunidades que sigan el ejemplo de las que lo están haciendo”, ha apostillado López.