X
tribuna libre>

La familia manda en este ‘Lega’ – Por Paco Simón

   

Hay clubes deportivos estrechamente vinculados a una familia y familias indisolublemente unidas a una entidad deportiva. El caso del Club Deportivo Leganés y la familia Moreno Pavón no puede ser más ilustrativo. El matrimonio que conforman Felipe Moreno y Victoria Pavón vive por el Lega y este Lega probablemente no viviría sin el empeño que hace cinco años pusieron Felipe y Victoria -o Victoria y Felipe, que tanto monta…- para rescatar al equipo de sus amores de una coyuntura tremendamente delicada.

Victoria es desde entonces la presidenta y Felipe el consejero delegado, el que se encarga de que cuadren las cuentas. También está su hijo, Felipe Moreno Pavón, ex jugador del equipo pepinero y que ahora forma parte del consejo de administración y colabora con la dirección deportiva que encabeza el entrenador, Asier Garitano. Como ven, en este CD Leganés casi todo queda en casa de la familia Moreno Pavón.

El reciente ascenso del Lega no ha sido sino el éxito de un modelo en el que ha primado la austeridad sobre el derroche y la humildad sobre la opulencia. Sin un solo euro de deuda y con un presupuesto que apenas supera los tres millones euros, el equipo del sur de Madrid ha conformado un apañado bloque en el que a la continuidad de los pilares del ascenso, incluido el técnico, se han añadido refuerzos del empaque de Diamanka, Eizmendi, Dioni o Borja Lázaro.

El conjunto pepinero, cuyas objetivos para la presente temporada son sensiblemente menos pretenciosos que los de su rival de este domingo por una simple cuestión presupuestaria, tiene uno de sus principales aliados en Butarque, escenario por otra parte de inmejorable recuerdo para un CD Tenerife que selló su penúltimo ascenso en el recinto leganense. Que le pregunten a Huguito Morales.