X
PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO >

El Gobierno de Canarias paralizará 10 obras por la falta de financiación estatal

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, ha afirmado que el “estrangulamiento total” del Estado con el Convenio de Carreteras -ha dejado de abonar 628,29 millones de euros en los últimos cuatro años- obligará a paralizar alrededor de 10 obras en las islas.

Así lo manifestó este miércoles durante una rueda de prensa en la que agregó que, además de esta disminución de casi 630 millones que estaban comprometidos en el acuerdo, hay que sumar la imposibilidad de que la Comunidad acuda al endeudamiento “para suplir la reducción que hace unilateralmente el Estado”.

“Estamos en una posición de absoluta indefensión –agregó– y de imposibilidad de continuar con el plan [en relación al Convenio de Carreteras], si bien es verdad que ya estaba ralentizado. Si esto no se remedia de alguna manera, que lo veo muy difícil, vamos a tener que parar obras en todas las islas”.

“Es un verdadero desastre la insensibilidad del Ministerio de Fomento con Canarias”

En este sentido, señaló que “peligran” actuaciones como la continuidad de la ejecución de la vía que va de Caldereta a Corralejo (Fuerteventura), la Cuarta Fase de la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria, la Carretera de La Aldea (Gran Canaria), la Vía de Servicio Portuaria de Tenerife, la Vía de Ofra-El Chorrillo (Tenerife), un complementario necesario para terminar la Travesía de Hermigua (La Gomera), un complementario para terminar la Circunvalación de Arrecife (Lanzarote), la obra de la carretera Bajamar-Tajuya, y la Variante de Barlovento (La Palma), entre otras.

“Es decir, un verdadero desastre por la insensibilidad del Ministerio de Fomento con Canarias. En el caso de carreteras, no reconocen el Convenio firmado, ni ninguna obligación. No es una coyuntura de un problema de un año, sino que es la intención de no cumplir con lo pactado y firmado”, insistió.

“INCUMPLIMIENTOS” PARA “ATARLE LAS MANOS” AL GOBIERNO DE CANARIAS

Berriel se preguntó si este “incumplimiento flagrante” se hace para “atarle las manos” al Gobierno canario por no ser un Ejecutivo del PP. “Yo creo que sí”, aseveró mientras añadió que también influye la postura de Canarias en temas como las aguas canarias, las prospecciones o la privatización de los aeropuertos.

Ante esta situación, el consejero hizo especial hincapié en que con Fomento “no cabe ya más que hablar a través de los juzgados”. “El único lenguaje que entiende el Ministerio es el de los tribunales –continuó– y lo único que nos cabe es confiar en la imparcialidad de los tribunales y en que condenen al Estado como se condena a cualquier incumplidor cuando incumple un contrato”.

Aquí, expuso que Canarias no está por “atrincherarse” en las cantidades firmadas en el Convenio de Carreteras y que está dispuesto a que exista “algo proporcionado”, puesto que, dijo, el promedio de reducción del Estado se ha situado en el 73% de promedio.

“Si hubiera sido del 30 o el 40% lo hubiéramos entendido, incluso del 50% a lo mejor lo hubiéramos entendido y hubiéramos podido defendernos con un esfuerzo entre todos. Pero no, es el estrangulamiento total”, acentuó.

CONVENIO DE CARRETERAS

Por su parte, el responsable regional de obras públicas declaró que desde Canarias se esperaba que el Gobierno de España “no fuera tan drástico” en los presupuestos de 2015 como lo ha sido en años anteriores.

el Convenio de Carreteras preveía que en 2012 el Estado aportara 207 millones de euros y que se hizo un recorte hasta abonar 68,54 millones de euros

Explicó que el Convenio de Carreteras preveía que en 2012 el Estado aportara 207 millones de euros y que se hizo un recorte hasta abonar 68,54 millones de euros. Un año más tarde, 2013, el Estado tenía que poner otros 207 millones y puso 54 millones de euros.

Ya en 2014, y después de haber interpuesto varios recursos ante la Audiencia Nacional por los incumplimientos de los años anteriores, el Gobierno de España tenía que abonar 225 millones y puso 54,19 millones de euros, mientras que para el próximo 2015, debería haber puesto 220,5 millones y los PGE recogen otros 54,19 millones.

“En 2015, el Estado habrá reducido unilateralmente un acuerdo con Canarias por importe de 628,39 millones de euros. Con esta reducción es absolutamente imposible continuar con la ejecución de las principales vías de carreteras del archipiélago”, apuntó Berriel.