X
TENERIFE >

El Gobierno niega vinos afectados de las denominaciones de origen

   
El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ayer, durante una entrevista en Teide Radio. / SERGIO MÉNDEZ

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ayer, durante una entrevista en Teide Radio. / SERGIO MÉNDEZ

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

La polémica por la compra de vino peninsular por parte de Bodegas Insulares ha llegado al Parlamento de Canarias. Ayer, el consejero de Agricultura del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Hernández, comparecía en el pleno de la cámara regional, a petición del Partido Popular (PP), para aclarar la posición del Ejecutivo al respecto.

De hecho, Hernández apoyó la labor y el trabajo del Cabildo de Tenerife en el sector vitivinícola, a la par que se mostró partidario de que la Institución insular no abandone Bodegas Insulares, al menos de momento.

El consejero hizo hincapié en que la citada compra de 100.000 litros en Castilla-La Mancha “era legal pero no estético”, y aseguró en respuesta a la popular Cristina Tavío que “habría que cambiar la ley”. Asimismo, puso de manifiesto que el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) ha hecho todo lo que tenía que hacer, al igual que desmintió que este caldo haya afectado a las denominaciones de origen de la Isla.

“No es la primera vez que el ICCA detecta compra de uva procedente de la Península”, aseguró restando importancia, y puntualizó que el ICCA ha realizado a agricultores y bodegueros de las Islas 1.300 inspecciones. “No se ha engañado a nadie”, matizó.

Del mismo modo, el responsable regional de Agricultura abogó por la creación de un único consejo regulador en Tenerife e insistió en que desde el Instituto “se ha hecho lo que estaba en nuestras manos”. Por su parte, Tavío afirmó que el vino comercializado en el que se mezcló caldo local y peninsular estaba registrado en el Ministerio como una marca de denominación de origen. Además, reclamó al ICCA que se suspenda temporalmente “porque ha sido un fraude”.

Insistió en que en tres siglos de existencia del sector vitivinícola en las Islas “no se ha producido un hecho tan grave” como el acontecido, a la par que recriminó al consejero regional “que sigue sin querer hablar de responsabilidades en este asunto”.

Tavío apuntó que teme “que sea porque el consejero del Cabildo de Agricultura -José Joaquín Bethencourt- es del mismo partido político (Coalición Canaria)”. Por último, denunció las sanciones impuestas desde el ICCA a Bodegas Insulares por esta situación.

“Las sanciones del ICCA son por motivos formales”

J. M. | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, se reiteró ayer en declaraciones al programa El Balcón, de Teide Radio, en que la compra de vino foráneo en La Mancha por Bodegas Insulares “es un error, una práctica que no se debió hacer”. Manifestó que la persona que realizó esa práctica, el consejero delegado presentó su dimisión y “los miembros del consejo de administración pondrán sus cargos a disposición de la asamblea”. Con respecto a la sanción grave impuesta por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), aclaró que el expediente no está concluido y que, a su juicio, “las sanciones son formales”, ya que la compra está solo en uno de los registros. “Un borrón no anula el trabajo del Cabildo”, dijo, al igual que recordó las medidas acordadas para apoyar el sector. Insistió en que la bodega solo tenía permitido la compra de uva de Tenerife y de vinos de Canarias.