X
kickboxing >

La gran oportunidad

   
Baute y Stoica se verán sobre el cuadrilátero el día 25. / DA

Baute y Stoica se verán sobre el cuadrilátero el día 25. / DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

El buen trabajo y la entrega que está poniendo Moisés Baute en todo lo que sea relacionado al deporte mantiene al fajador tinerfeño en la primera línea del kickboxing internacional. Después de su triunfo de hace pocos meses en Rumanía en el torneo Superkombat WGP, Baute ha sido premiado con la oportunidad de pelear por el Campeonato del Mundo de la organización rumana que será el combate final de la gran gala que Superkombat celebrará el 25 de octubre en Ginebra.

“Moisés está muy fuerte”, confesaba el entrenador del tinerfeño, Moisés Ruibal, que reconocía que tenía mucha confianza en las posibilidades de su pupilo aunque advertía que “tendremos que salir a ganar por nocáut” por aquello de pelear fuera de casa y de que el rumano sea una de las estrellas de la organización. Ruibal reconocía que “Stoica es un rival duro pero estoy seguro de que si Moi no es sorprendido en el primer asalto terminará ganando la pelea porque es un encajador y va a trabajar a un ritmo que será muy difícil de aguantar”.

Ruibal admitió estar convencido del triunfo de su pupilo y no dudó en señalar que “Moisés es de los que fuera de casa lo hace mucho mejor, va muy tranquilo, como si no tuviera que pelear” y señaló que “esta es una oportunidad muy grande que podría abrirle muchas puertas”.

En la misma gala Loren Jorge también tendrá la ocasión de refrendar su excelente momento de forma en los cuartos de final del Superkombat WGP del peso semipesado donde se medirá al suizo Beni Osmonoski. Por la otra parte del cuadro va Bogdan Stoica, la última víctima de Loren que, en caso de vencer podría verse las caras en semifinales con el inglés Michael Terrill, la gran sensación del peso semipesado de la organización.