X
SUCESOS >

Un imputado en el caso Forum ganó 15 millones con la promotora del puerto de San Andrés

   

EP / DA | Madrid / Santa Cruz de Tenerife

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha procesado a 32 responsables de Forum Filatélico a las que se acusa de estafar 3.702 millones de euros a 269.203 clientes. En un auto notificado este miércoles, asegura que los directivos de esta empresa desarrollaron un mecanismo “defraudatorio piramidal” e inflaron los precios de los sellos que adquirían los estafados.

Parte de los fondos evadidos fueron utilizados por los procesados para acometer operaciones inmobiliarias en su propio beneficio. Una de ellas, a modo de ejemplo, supuso la adquisición de la sociedad Parque Marítimo Anaga, encargada de promover un gran puerto deportivo entre el actual muelle de la capital tinerfeña y el barrio de San Andrés, entidad mercantil que luego fue vendida a Grupo Unido, una operación por la que uno de los procesados, José Manuel Carlos Llorca, se embolsó más de 15 millones de euros. Este proyecto ha sido noticia recientemente porque el Ministerio de Medio Ambiente ha emitido una declaración de impacto ambiental negativa, y, durante la instrucción del caso Forum, también por la aparición de una notas manuscritas intervenidas en la sede central de esta empresa alusivas a presuntos pagos de tres millones al entonces alcalde, Miguel Zerolo, como “aportación económica a la formación que representa” (CC), hechos que se investigan en una pieza separada.

El magistrado, que asegura que Forum “era económicamente inviable desde su origen y resultaba de todo punto insostenible”, precisa que los clientes pagaban por los sellos unos precios fijados unilateralmente por la propia empresa “a un valor muy superior al que podían conseguir en el mercado filatélico”. La sociedad se obligaba a recomprárselos a un precio mayor aún para abonarles la rentabilidad garantizada. “Fórum Filatélico no contaba con el patrimonio suficiente ni generaba los recursos necesarios para hacer frente a esos elevados compromisos de pago debido a los enormes gastos de mantenimiento de su actividad, al exiguo resultado de sus inversiones y el escaso valor de su patrimonio filatélico referenciado a sus propias listas manifiestamente sobrevaloradas”, explica el juez.

El auto, que desvela que Forum acumulaba unas pérdidas superiores a los 38 millones de euros en mayo de 2006, concreta que según la propia entidad, su colección de sellos estaba valorada en más de 4.300 millones de euros, cuando tenía en realidad un valor once veces menor, según el catálogo Yvert & Tellier. “En el mejor de los casos” y con precios de 2007, la venta de los sellos alcanzaría los 86 millones de euros.

Para ocultar su situación, mantener la confianza de sus clientes y evitar el rescate de sus inversiones y con ello el “colapso” de la entidad, además de para poder cumplir sus compromisos de pago, los responsables de Fórum, al frente del cual estaba el principal imputado, Francisco Briones, desarrollaron un mecanismo “defraudatorio”, de forma que con el objetivo de retener al mayor número de clientes les ofrecían renovar sus inversiones.