X
alerta por lluvias>

Llueve sobre mojado en la avenida de Venezuela

   

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Los comercios de la zona quedaron inundados. | S. M.

Los comercios de la zona quedaron inundados. | S. M.

Los vecinos y comerciantes de la santacrucera avenida de Venezuela coinciden en lo mismo: llueve sobre mojado. Para los residentes de esta calle no es nuevo el hecho de que el agua anegue sus viviendas y locales comerciales, ya que, para muchos, es la tercera y hasta cuarta ocasión que se ven achicando el agua de sus casas y establecimientos. Aun así, esta vez, aseguran, ha sido especialmente virulenta la afección de la lluvia.

Tras las fuertes precipitaciones caídas sobre el mediodía de ayer, las horas posteriores dieron algo de calma, momento en el que se pudieron solventar, en la medida de lo posible, los daños. Calles cubiertas de piedras y barro, contenedores tirados, coches destrozados y afectados por el agua, y los vecinos y comerciantes sacando el agua era la estampa más repetida durante la tarde.

Irma, una de las trabajadoras de la cafetería La Kafeíta, contó a este medio que a los empleados y clientes del establecimientos la tormenta les cogió en el bar. “Empezó a llover sobre las once de la mañana y en cuestión de veinte minutos comenzó a entrar el agua al bar”, aseguró. Apuntó que, en unos doce años que lleva abierta la cafetería, “es la segunda o tercera vez” que sucede algo parecido.

María Jesús e Isabel, propietarias de tres de los comercios de esta céntrica vía de la capital, tuvieron que desplazarse desde sus casas hasta sus tiendas en cuanto paró de llover, alertados por los vecinos. Para ellas, la imagen que encontraron tampoco era nueva. La fuerza del agua había roto los cristales y las puertas inundando los tres locales. Aunque aún es pronto para cuantificar los daños, sostienen que pueden ser mayores que en otras ocasiones, “cuando han sido de entre 100.000 y 200.000 euros”, y no descartan acudir a los tribunales. A pesar de todo, agradecen a sus empleados, los familiares de estos y muchos vecinos que ayer les ayudaron, en la medida de lo posible, a limpiar sus comercios. Precisamente, Sandra, una de esas vecinas que colaboró en las labores, explicó que el garaje de su edificio estaba inundado. Los afectados también criticaron (sobre las 16.30 horas) que no habían recibido casi ayuda de las fuerzas de seguridad y del Ayuntamiento.