X
política>

Una marea humana salpica las calles de manos negras

   
Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P. Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P. Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P. Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P. Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P. Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P.
<
>
Manifestación contra las prospecciones petrolíferas, ayer en Santa Cruz de Tenerife. / F. P.

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Una marea humana separada por el mar de las Islas se volvió a echar a las calles para expresar la repulsa de “la mayoría de la sociedad canaria” contra las prospecciones petrolíferas autorizadas a Repsol en el entorno de Lanzarote y Fuerteventura. El propio presidente del Gobierno autónomo, Paulino Rivero, participó a partir de las seis de la tarde en el acto del islote de La Graciosa, tras inaugurar la Marina Lanzarote, en Arrecife.

Días atrás, Rivero tachó de “trato humillante” el que, a su juicio, da el Gobierno central al Archipiélago tras suspender otros sondeos. En Praga, el jefe del Ejecutivo regional llamó a una respuesta “contundente” de la ciudadanía. “La voz de los canarios tiene que ser escuchada para mostrar nuestro rechazo a estas decisiones caciquiles que se están tomando en contra de los intereses de Canarias”, expuso.

Asimismo, los presidentes de los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura, Pedro San Ginés y Mario Cabrera, respectivamente, invitaron a los ciudadanos de Canarias para que expresaran el “rotundo rechazo al atropello y a la amenaza ambiental y humana que entrañan unas prospecciones de la que se derivarán consecuencias negativas para las ocho islas y sus habitantes”.

Previamente, el ministro de Industria, Energía y Turismo y presidente del PP regional, José Manuel Soria, denunció que las sedes del partido en Lanzarote y Fuerteventura amanecieron con cristales rotos en el primer caso y con pintadas amenazantes.