X
ÁNGULO 13 >

De misterios va la cosa

   

Por Juanca Romero Hasmen

Sergio Dalma. | DA

Sergio Dalma. | DA

Estamos acostumbrados a escuchar hablar a personajes famosos sobre sus actividades profesionales o su vida más o menos pública. Con Mario Conde hablamos de banca, con Concha Velasco de teatro, o con Rouco Varela de sus recalcitrantes ideas eclesiásticas. Pero esta semana hemos querido ir un poco más allá, y recuperamos de nuestra hemeroteca una entrevista tan inusual como especial para mí, porque Sergio Dalma además de ser uno de mis artistas predilectos, es una excelente persona y amigo de sus amigos. Con él charlamos sobre enigmas y misterios, alejándonos por esta ocasión del mundo de la música que tanto le apasiona. Sergio Dalma, sincero y sorprendente.

-Ante todo darle las gracias en nombre de los amigos de Ángulo 13. ¿Le parece que hablemos de misterios? ¡Vamos allá! ¿Sergio Dalma se autodenomina como “miedoso”?
“Sí, aunque curiosamente disfruto también del miedo.

-¿Algún miedo de infancia que recuerde?
“Me imagino que como muchos otros niños: quedarme solo en casa”.

-¿Le obsesiona la idea de saber que hay tras el umbral de la muerte?
“Demasiado. Tengo pavor a la muerte y todo lo que conlleva”.

-Año 1969. Con casi cinco años de edad… ¿Tiene recuerdos del acontecimiento que supuso la llegada del hombre a la Luna?
“De una forma muy vaga”.

-¿Por qué cree que no hemos vuelto a pisar la Luna?
“Hay muchas dudas de si fue verdad o un alarde más de la prepotencia yanqui”.

-Ha pisado infinidad de escenarios cosechando éxito tras éxito, ¿en alguna ocasión se ha encontrado de frente con el misterio durante sus giras?
“Muchas veces cuando uno conduce de madrugada por la carretera, le viene a la mente lo de la chica que aparecía”.

-Más allá de nuestro planeta azul… ¿cree en la posibilidad de otras formas de vida o inteligencia?
“Por supuesto que sí. ¡No vamos a ser los únicos!”.

-Me gustaría proponerle un breve juego de asociación de ideas. Le digo una palabra o frase corta y me gustaría que respondieras lo que le sugiere de forma directa. ¿Empezamos?
11-S: “La mayor tragedia mundial; rabia, impotencia…”.
EE.UU.: “Amor<-> Odio”.
Psicofonía: “Me atrae enormemente”.
Paz: “Necesaria”.
Exorcismo: “Tan real como la vida”.
Amor: “Imprescindible”.
Jesús de Nazaret: “Un personaje más”.

-Sergio, ¿se considera un hombre supersticioso?
“No mucho, aunque tengo mis manías”.

-¿Se considera escéptico o crédulo en las cuestiones relacionadas con los enigmas y misterios?
“Bastante crédulo”.

-¿El gran misterio del mundo?
“Como hemos podido llegar hasta aquí”.

-¿La gran mentira de la Humanidad?
“La religión”.

-Permítame Sergio que entremos en su día a día y sepamos algo más sobre usted como persona y no como personaje. Al levantarse… ¿radio, televisión o prensa?
“Mientras desayuno noticias en televisión, me encanta”.

-¿Quién se levanta de la cama por las mañanas, Sergio Dalma o Josep Capdevila Querol?
“Por supuesto que Josep Capdevila”.

-¿Se puede dedicar la vida a la música y no estar loco?
“Es necesario algo de locura para cualquier expresión artística”.

-¿Prefiere un libro de Historia o uno que cuente historias?
“Uno que cuente historias”.

-¿En la mesa un buen plato de jamón o una pizza napolitana?
“El jamón que no falte siempre acompañado de un buen vino”.

-¿Cuántas veces le han dicho que parece italiano por su apariencia física o por su música?
“Muchas veces”.

-¿Por un hijo. . .?
“Lo dejaba todo”.

-¿Se debe pagar por un sueño?
“No. Se debe soñar despierto”.

-¿La mentira la ignora o la castiga?

“A veces es mejor ignorarla”.

-¿Escucha su música en casa?
“Muy pocas veces”.

-¿Sus amigos lo son de Sergio o de Josep?
“Espero que de Josep”.

-Gracias Sergio por su amabilidad y gentileza. En nombre de los lectores, muchas gracias y mucha suerte.
“A ti. Un saludo”.