X
opinión >

Nuestra tragedia oculta – Por Sergio García de la Cruz

   

Robin Williams nos enseñó y nos conmovió con la película El “club de los poetas muertos”, y con ella reflexionamos e incluso nos animamos a seguir adelante tomando como base la filosofía que procesaba de la vida, aunque posteriormente con el devenir de los días todo vuelve a ser como era. Extraigo en su memoria esta frase: “El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el amor”. Triste final para un gran transmisor de la felicidad, ya fuera esta en forma de risa, de entretenimiento o como indiqué de reflexión. Pero, en verdad: ¿Qué nos falta?

El día 10 de octubre se conmemoró el del Día Mundial de la Salud Mental, las cinco de las enfermedades más comunes están incluidas dentro de los tres primero bloques: trastornos afectivos, trastornos de ansiedad, adicciones, trastornos psicóticos y trastornos relacionados a la tercera edad, estas son: depresión, ansiedad, pánico y fobias, trastorno obsesivo-compulsivo, estrés postraumático y adicciones. Estamos continuamente interactuando con nuestro entorno y esto produce un fenómeno social producto de esa interacción del individuo y su entorno. Herbert Freudenberger actuaba como psicólogo voluntario para diversos centros de acogidas de EE.UU. y con el tiempo se fue dando cuenta que el voluntariado más entregado con el paso del tiempo se volvía más distante y agresivo, un malhumor general, esto llamó su atención y estudio meticulosamente el asunto y descubrió que también esta situación producía una pérdida de energía paulatina que llevaba al agotamiento y con él la aparición de enfermedades.

Christina Maslach fue más allá en el estudio y lo concretó lo que hoy conocemos como el Síndrome Burnout o del quemado, ella descubrió que se hacía más frecuente en las personas que tenían un contacto directo y continúo con el público, la unión de estos factores producía con el paso de los años un completo agotamiento emocional. Este concepto ha ido evolucionando con el tiempo llegando a ser usado para las consecuencias de un afrontamiento incorrecto del trabajo y de las preocupaciones ligadas a él.

Robin Williams es un ejemplo más de que las enfermedades mentales no están relacionadas con una situación de pobreza o desempleo, sino que éstas no conocen de personas, ni distingue clases. Nadie está exento. Hace escasos meses la Asociación Unificada de Guardias Civiles abrió un tema espinoso; hizo alusión a los suicidios que ocurrían en una de las instituciones más valorada por los españoles.

El coaching ha llegado a nuestro entorno laboral y aporta una nueva forma de crear lugares positivos, puede ayudar a generar un bienestar integral para todas las personas de la organización. Decía Lawler en lo relativo a una buena calidad de vida laboral que ésta se equipara con un lugar de trabajo en el cual los individuos están seguros, expresan satisfacción y son capaces de crecer y desarrollarse como seres humanos. En resumen, se relaciona calidad de vida laboral con el grado en que se alcanza el rango completo de necesidades humanas. Ze

www.sergiogarciacruz.com