X
política >

Nuevas trabas para ensayar el retorno de envases

   

V. P. | Santa Cruz de Tenerife

El Parlamento de Canarias acordó ayer, con apoyo de PSOE y CC, condicionar la realización, en una isla menor, de una prueba sobre el sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR), a que el Archipiélago no alcance la media estatal en los objetivos de reciclaje de estos residuos.

Así quedó el texto definitivo referido a este asunto en la Ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Sociales de Canarias, aprobada ayer, después de que se introdujera una enmienda para poner esta condición a una prueba piloto prevista en El Hierro.

En agosto de 2016, transcurridos tres años desde la autorización como Sistema Integrado de Gestión de envases usados y residuos de envases a Ecoembes, el Gobierno canario publicará las tasas de recogidas de residuos de envases regional y de cada isla.

La decisión de ayer provocó indignación en la Plataforma Social para la Prevención de Residuos y Promoción del SDDR, que, en un comunicado, manifestó que “no se entiende y es difícil de defender que Canarias sólo exija ratios de media nacional en el reciclaje de envases, en el lugar cuyo paisaje y biodiversidad lo convierten en un territorio único en el mundo”.