X
POLÍTICA >

Patricia Hernández deja claro que dará los pasos que sean necesarios

   
Patricia Hernández, el domingo en su agrupación tras conocer el resultado de las primarias. / SERGIO MÉNDEZ

Patricia Hernández, el domingo en su agrupación tras conocer el resultado de las primarias. / SERGIO MÉNDEZ

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

José Miguel Pérez se enfermó, literalmente. Por eso cancelaron por dos veces la rueda de prensa en la que el secretario general del PSOE de Canarias iba a comparecer con la flamante candidata a la presidencia del Gobierno autónomo en las elecciones de mayo de 2015. Patricia Hernández acudió ayer al Parlamento para reunirse con el grupo socialista. Mientras en el salón de plenos se celebraba la sesión de control, ya sin Paulino Rivero, ella salía junto al secretario de Organización, Julio Cruz, y el vicesecretario Francisco Hernández Spínola. Durante su recorrido hacia la salida, Patricia Hernández declaró a los periodistas que la pararon que dará “los pasos que sean necesarios para que el partido esté a la altura de sus votantes”.

En respuesta a los rumores sobre un hipotético extraordinario, la diputada en el Congreso y máxima dirigente de la agrupación local de Santa Cruz no cerró ninguna puerta, pero tampoco abrió ventanas a la especulación. “Todavía no hemos concluido el proceso de primarias abiertas”, recalcó. “Aún faltan los resultados definitivos. Estamos en una fase de contactos exploratorios en la que hablamos de la ciudadanía y de la coordinación”. Patricia Hernández insistió en la idea de que hay que trabajar pensando en la convocatoria del próximo año. “Las listas no las elaboro yo ni, sino que se hacen entre todos.Tampoco decido si vamos a un congreso extraordinario o no”.

Conforme a los estatutos del PSOE, el congreso extraordinario podrá ser convocado por el comité o la ejecutiva y preceptivamente cuando lo pidan la mitad más uno de los militantes. Siempre, “cuando lo aconsejen circunstancias especiales”. En cualquier caso, Hernández tendría que medir bien sus movimientos. Una buena razón para la prudencia es que solo votarían los afiliados. A fecha de hoy, Carolina Darias juega con ventaja, porque tendría a su favor las fuerzas que empujaron a la propia exdelegada y a Gustavo Matos. Además, si se fija para antes de los comicios y pierde, Patricia Hernández quedaría desautorizada. La situación no se presta a temerosas aventuras.

“Hay cosas que mejorar”, comentó a propósito de cómo se desarrollaron los acontecimientos. Luego pidió disculpas a los votantes que fueron excluidos. “He escuchado al secretario de Organización federal [César Luena] que ha sido un error y una discrepancia de criterio con la comisión de garantías canaria”. Las nubes amenazan borrasca.