X
alerta por lluvias>

La plaza de Alcalá se anega y varias tuberías de abastecimiento quiebran

   
Así estaba la costa de Playa San Juan tras las precipitaciones caídas. | DA

Así estaba la costa de Playa San Juan tras las precipitaciones caídas. | DA

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

La anegación de la plaza de Alcalá y la de las viviendas y comercios colindantes, así como la rotura de varias tuberías de abastecimiento son los principales incidentes provocados en el municipio de Guía de Isora, el más afectado de largo en el Sur por la borrasca caída ayer en parte de la isla de Tenerife.

Según nos relata el propio alcalde de la localidad, Pedro Martín, las tareas de achique y limpieza del referido espacio público se prolongaron toda la tarde de ayer y se espera continuar en la mañana de hoy para devolver la normalidad a esta plaza, en una localidad que también resultó afectada por el quebranto en la red de agua potable.

A este respecto cabe reseñar que fueron las tuberías que bajan de la montaña las que no soportaron la presión, aunque el recurso a depósitos propios evitó el desabastecimiento tanto en Alcalá como Chirche. Tanto en uno como en otro caso, especialmente en el de Chirche, el Ayuntamiento apenas cuenta con un par de días para buscar una solución, aunque el Ayuntamiento ya trabaja en ello.

Sin clase
Otro dato destacado es que hoy no habrá clase en el Centro de Educación Infantil y Primaria Almácigo-La Era (Guía de Isora casco), el de Teobaldo Power (Agua Dulce) y La Cumbrita (Alcalá) por los daños sufridos en los propios colegios o en sus vías de acceso.

En cuanto a Playa San Juan, una vez más el barranco se llevó parte de la playa con la potencia propia de los escombros que arrastraba. Aunque se informó para evitar daños innecesarios, un vecino aparcó en el propio barranco y el agua se llevó su vehículo hasta la playa.

Retornando a la anegación de la plaza, el alcalde explicó a este periódico que se han realizado varias obras para evitar este tipo de incidentes, pero la tremenda cantidad de agua caída en tan poco tiempo hizo inútiles los esfuerzos anteriores y el agua penetró en casas y comercios para desesperación de vecinos y empresarios.

Pedro Martín insistió en que los operarios municipales trabajan denodadamente para devolver la normalidad a todo el municipio, a la espera de realizar una valoración exhaustiva de los daños ocasionados por la lluvia.

Una palmera caída, una salida de vía y poco más
Llovió fuerte pero no causó estragos en el municipio de Arona. El primer teniente de alcalde de este municipio sureño, Antonio Sosa, explicó ayer a este periódico las escasas incidencias provocadas por la borrasca en el lugar, propias de estos eventos y felizmente sin lamentar daños personales o materiales de relevancia. Así, una palmera caída en la Playa del Camisón y una salida de vía en La Centinela fue lo más destacado de la jornada. También en La Centinela se produjo un desprendimiento de piedras, mientras que varias tapas de alcantarillado saltaron por la presión en el paseo de Los Cristianos. También es menester reseñar que en la zona de Arenas Blancas se produjo una retención de aguas que obligó a un corte provisional de tráfico, mientras que los semáforos de Las Galletas interrumpieron su servicio durante un rato.

Cede un muro en la avenida de Los Menceyes
Mucha agua pero no tantos daños. Candelaria también vivió ayer una especial jornada dominical con dos fases de precipitaciones que coincidieron el tiempo con las de la capital, siendo la segunda la que ocasionó los mayores quebrantos. Así, el muro de un aparcamiento provisional habilitado junto a la avenida de Los Menceyes cedió ante la acumulación de agua, que afectó a cuatro vehículos estacionados en la zona. La rápida intervención de los operarios y vecinos evitó que fueran arrastrados por la corriente al barranco contiguo. El otro punto negro fue el acceso a Bajo La Cuesta, donde se acumularon escombros que complicaron la circulación. De resto, algunas anegaciones en las zonas más antiguas del municipio como Las Caletillas o la calle de La Arena, en el casco de la Villa Mariana.

La suspensión de las fiestas evitó males mayores en Adeje
La suspensión de los actos previstos por las fiestas de Adeje evitó ayer males mayores en el municipio sureño. Si ya el viernes por la noche se postergaba la celebración del certamen Miss Sur, en la tarde del sábado se optaba por cancelar tanto la verbena de esa noche como la feria de ganado y la romería prevista para ayer. Aunque las lluvias no fueron especialmente fuertes en Adeje, el lograr evitar que se dieran las aglomeraciones de gente ha sido fundamental para la tranquilidad reinase hoy en la zona, tal y como informó un portavoz municipal.Los únicos problemas detectados por el Ayuntamiento que dirige José Miguel Fraga han sido en las desembocaduras de los barrancos, donde la fuerza del agua arrastró parte de la arena de varias playas.

Las vías del barranco de Badajoz, inutilizadas
La rotura de varias vías de circulación existentes en el barranco de Badajoz y colindantes suponían en la tarde de ayer la mayor preocupación para los vecinos del municipio de Güímar, donde además las fuertes lluvias de ayer causaron tales daños en el Centro de Educación Infantil y Primaria Alfonso X El Sabio, que hoy no acogerá a sus alumnos. Por lo que respecta al barranco, estas vías ya sufrieron graves daños en el temporal que castigó duramente el valle el pasado mes de diciembre. Aunque se habían llevado a cabo obras para arreglar los desperfectos, la potencia del agua caída ayer por la mañana volvió a destrozarlas de tal manera que impedía a los vecinos acceder sus casas y fincas. En la tarde de ayer habían recurrido a una pala mecánica para apartar obstáculos.