X
POLÍTICA >

El PP denuncia que no se arreglan barrios pese a haber dinero estatal

   
Las diputadas del PP, ayer, durante la rueda de prensa. / DA

Las diputadas del PP, ayer, durante la rueda de prensa. / DA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El grupo del PP en el Parlamento canario volvió ayer a la carga contra la gestión del área de Vivienda en el Gobierno regional al acusarle de no aportar su parte del presupuesto para convenios de rehabilitación y reposición de barrios del anterior plan estatal, mientras en cambio el Ejecutivo central sí ha transferido la financiación correspondiente.

Así lo denunciaron en rueda de prensa las diputadas del PP Cristina Tavío, Milagros Bethencourt y Aurora del Rosario, quienes cifraron además en 28 millones de euros la cantidad de fondos transferidos por el Estado aún sin justificar por el Gobierno canario, al no haberse llevado a cabo las obras previstas. Es el caso de la rehabilitación del casco histórico de El Toscal, Santa María del Mar (2ª fase), barrio de La Victoria, La Salud (todos ellos en la capital tinerfeña); así como Antón Guanche (en Candelaria), Las Rosas-Armeñime (Adeje) y Valterra (Arrecife), entre otros.

“Se trata de un asunto gravísimo para los vecinos que esperan la rehabilitación de sus casas desde hace años; y se demuestra que el maltrato a Canarias aquí es por parte del Gobierno de don Paulino Rivero, y no de Rajoy”, manifestó Tavío, quien recordó que la consejera de Vivienda, Inés Rojas, comparecerá ante el pleno del Parlamento a petición del PP para que dé explicaciones sobre este asunto.

A juicio de la diputada popular, no es cierto lo afirmado en su día por la propia Rojas y el presidente del Gobierno regional en el sentido de que Canarias había justificado todos los fondos al Ministerio de Vivienda del anterior plan (72 millones de euros). Para el PP, “el Gobierno regional se conforma con certificar que ha transferido a los ayuntamientos el dinero que le mandó el Estado, pero luego no pone la parte que le corresponde, causando así con su nefasta gestión de estos convenios un daño a estas familias y al sector de la construcción”.

Por su parte, el Gobierno canario, en una nota de prensa, reiteró ayer que mantiene sus compromisos financieros con los ayuntamientos canarios firmados antes del nuevo Plan Estatal de Vivienda, teniendo en cuenta que “los municipios implicados deberán reformular sus proyectos ya que ahora el Estado solo aportará el 35 % de aquellos que finalicen antes de 2016”. “La paralización de las obras se debía a que no se había firmado el plan que garantizase a los ayuntamientos la continuidad de las obras”, asegura la Consejería regional de Vivienda, que precisa que está en marcha la reposición de 488 viviendas y en la rehabilitación de otras 3.628. En cuanto a la justificación de planes anteriores, la Consejería que preside Rojas argumentó que ha enviado “toda la documentación requerida por parte del Ministerio de Fomento” y que “hasta la fecha no hay notificaciones de requerimientos sobre la necesidad de mas documentación”.