X
POLÍTICA >

El PP presenta un plan de choque fiscal para aplicar el próximo año

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Para acompasar el ritmo del crecimiento económico, el PP de Canarias lanza un suspiro de alivio fiscal en forma de proposición no de ley (PNL) a instancias del diputado Jorge Rodríguez. El presidente del grupo, Asier Antona, y la portavoz, Australia Navarro, presentaron ayer un “plan de choque” que se aplicaría a partir de enero de 2015. “No es una reforma en profundidad”, puntualizaron en reiteradas ocasiones. Se trata, en resumidas cuentas, de una bajada de impuestos para más del 95% de la población de las Islas.

La idea consiste en un ajuste de la fiscalidad directa e indirecta a a través de una rebaja de los tipos general y reducido del IGIC, en los escalones del tramo autonómico del IRPF que gravan a las rentas más bajas o medias, de la aminoración del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y de la recuperación de la bonificación plena del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. En concreto, el PP plantea una disminución de dos puntos en el tipo general del IGIC (del 7% al 5%) y de uno en el reducido (del 3% al 2%). Esto supondría un regreso a la situación anterior a la entrada en vigor de la ley 4/2012, de 25 de julio, de Medidas Administrativas y Fiscales. Al contrario, no experimentarían modificaciones los tipos incrementados del IGIC: el 0 y el especial del 20% para bienes de lujo, alcoholes o tabaco. También se restablecería la exención fiscal de los servicios de telefonía. Por lo demás, las rentas más bajas y las medias-bajas se beneficiarían de una reducción de un punto en el IRPF. El gravamen se recortaría el 0,5% en rentas medias-altas.