X
PUERTO DE LA CRUZ >

Promueven una red de empresas “no colaboradoras” con el Ayuntamiento

   
El encuentro contó con la asistencia de unos 40 afectados y el concejal de Comercio, Lope Afonso. / DA

El encuentro contó con la asistencia de unos 40 afectados y el concejal de Comercio, Lope Afonso. / DA

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

“Tengo que cerrar mi negocio por culpa de las tasas”, gritó ayer un empresario minutos después de empezar la reunión convocada por la Asociación de Empresarios Zona Centro de Puerto de la Cruz para evaluar la modificación de la Ordenanza de Ocupación de la Vía Pública aprobada por el Pleno municipal en la que no se cambian los importes, tal y como han pedido los afectados. Debido a ello y ante la dificultad de buscar una solución para evitar que algunos establecimientos abonen hasta el 300% más que en 2012, los afectados se han planteado otras alternativas de protesta como crear una red de empresas “no colaboradoras con el Ayuntamiento”.

Ello supondrá que en breve muchos establecimientos de la ciudad lucirán un cartel en el que se leerá que no contribuirán con el Consistorio en fiestas locales, Carnavales u otras celebraciones con el objetivo que la ciudadanía y los turistas conozcan la reivindicación del sector. A ello se añaden movilizaciones u otras medidas más extremas pero que no terminaron de concretarse, como un paro en la actividad.

Así lo manifestaron en el encuentro que mantuvieron en el teatro Timanfaya unos 40 afectados con el abogado que los representa, José Luis Langa, y al que también asistió el concejal de Comercio, Lope Afonso. Los responsables de los establecimientos recurrieron en los Tribunales la subida “desproporcionada” en las tasas, que en algunos casos superan el 300% respecto a 2012 sin haberlo notificado previamente y que han llevado a la ruina a muchos negocios, algunos de los cuales confirmaron incluso ayer que cerrarán sus puertas al no poder afrontar el pago. En este sentido, el letrado informó que el primer juicio se celebrará el 26 de noviembre, mientras que otros catorce están pendientes de señalamiento y el resto seguirá el mismo procedimiento.

La Asociación pide al Ayuntamiento que suspenda el cobro de las tasas, toda vez que el pago de 2013 está recurrido. Lope Afonso coincidió con los empresarios y aseguró que así se lo trasladará al pleno municipal. “Se debería negociar con ustedes, caso por caso, para que pudieran afrontar este nuevo pago”, añadió.

Los empresarios confesaron que “se sienten engañados por el grupo de gobierno dado que en su momento les dijo que se solucionaría esta situación y en estos días les cargó el impuesto de 2014, cuando aún no han podido pagar el anterior”.

El abogado anunció que se también se presentarán alegaciones al decreto publicado ayer en el Boletín Oficial de la Provincia sobre la nueva ordenanza, que sigue el mismo proceso que la del año anterior y que está abocando a muchos negocios al cierre.