X

Rechazan que la ULL sea responsable del fraude de la empresa concesionaria de servicios de comedor

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) acaba de estimar el recurso interpuesto por la Universidad de La Laguna (ULL) contra de la decisión de otras instancias judiciales sobre la responsabilidad civil subsidiaria que recaía en la institución académica, ante el incumplimiento del pago a la Seguridad Social de una de las empresas adjudicatarias de los servicios de comedor de algunas facultades.

En concreto, la empresa Herminia Avelina Iglesias Pérez, titular en su día de los bares-cafeterías de las facultades de Biología y Farmacia, y de las cafeterías comedor del Aulario de Guajara y de la Residencia Universitaria Parque de las Islas, debía la cuota de la Seguridad Social de sus empleados, lo que supuso una deuda que superaba el millón de euros. La Universidad de La Laguna, tras descubrir este incumplimiento, rescindió unilateralmente el contrato suscrito con esta entidad, informa en una nota.

Conocidos estos hechos, en 2011 la propia Seguridad Social declaró responsable subsidiaria de este fraude a la Universidad de La Laguna, quien recurre esta resolución al entender que tal responsabilidad ha de concurrir únicamente en la empresa adjudicataria, y no en la institución docente.

Finalmente, el 8 de julio de ese año se desestima la petición de la universidad, quien vuelve a presentar recurso ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, resolviendo en este caso el 30 de noviembre de 2012, en el mismo sentido que la Seguridad Social.

Es ahora, a finales de septiembre de 2014, cuando el TSJC estima el recurso de la ULL, aunque lo hace parcialmente, señala la institución. El tribunal considera así que la Universidad de La Laguna no es responsable subsidiaria de ese impago a la Seguridad Social en los casos de los trabajadores de los comedores de Biología, Farmacia y Aulario General de Guajara, al entender que no existe relación directa entre la actividad principal o esencial de impartir los estudios, la docencia y la investigación, lo que corresponde a la universidad, y la actividad desarrollada en dichas cafeterías, “que se trata de un servicio auxiliar que la universidad puede prestar o no, pero que no es imprescindible”, explica el fallo.

TIENE COMPETENCIA SOBRE EL SERVICIO

En cambio, sí se declara a la ULL como responsable subsidiaria, si finalmente la empresa no abona lo que le debe a la Seguridad Social, en el caso de la cafetería de la Residencia Universitaria Parque de las Islas, al entender la sentencia que aquí la administración universitaria sí presta un servicio esencial añadido a su carácter principal.

Por tanto, el TSJC procede a estimar el recurso de apelación presentado por la ULL, y revoca pues la sentencia dictada, sin que quepa recurso alguno, anulando el acto administrativo impugnado en referencia a las deudas con la Seguridad Social derivadas de las cafeterías de las dos facultades y del Aulario, pero no así de la residencia universitaria, para quien sí confirma la responsabilidad subsidiaria de la ULL.