X
Al golpito>

El reloj de la vida – Por Rafa Lutzardo

   

Al igual que los seres humanos, el tiempo, el reloj de la vida, también cumple años; lo que significa que un cumpleaños en la vida de toda persona no es un día cualquiera. Es un momento especial y significativo. Mi amigo Cosme, al igual que Carlos. Cumplieron años y con ello el privilegio de contar con una nueva oportunidad de vivir, regalo de la “madre” vida. Los clientes de La Royal giraron sus cabezas y ellos entraron dando abrazos y saludando como si hiciera una eternidad que no pisaran la cafetería. Mencey Romántico, un grupo de jóvenes artistas, no regatearon en esfuerzos e ilusiones para ofrecer un breve concierto de sus grandes éxitos a la figura de Cosme y resto de clientes. La cafetería La Royal es algo más que un lugar donde se desayuna, donde se reúnen amigos y donde mil y una historias se guardan como las blancas servilletas en sus depósitos. Y llegó la hora de que sonaran los instrumentos y de que la amistad tomara cuerpo entre románticas melodías y aplausos sentidos. Mencey Romántico venía a felicitar a Cosme por su cumpleaños y lo hacía de la mejor manera que sabe entonando boleros. Reloj no marques las horas, del emblemático grupo Los Panchos hizo que más de uno nos uniéramos al grupo que despunta y se asienta como uno de los mejores si se pretende tener una velada enriquecedora y única. Homenaje al romanticismo, a la amistad de la buena, a la música entendida con el corazón y sin más trasluces. Escuchar y poner alma, corazón y vida en cada melodía es la mejor forma de que te regalen un cumpleaños feliz que se arrancó con Las Mañanitas. Esta Laguna de ensueños, de fieles amigos, de experiencias vividas y de recuerdos de los que ya no están y perviven en la memoria hizo de la velada un sueño y, como escribiera Calderón de la Barca: “Los sueños, sueños son”. Laguna de mis desvelos si tus calles atesoran misterios, cuanto más años transcurren, más bellas andanzas escribo en el libro de mí existir. De tus calles, mis amigos. De tus edificios, sus esquinas. De tus sonidos, mis vivencias a través de partituras que me han devuelto a una vida donde soy niño nuevamente. Quisiera rendir un homenaje a este grupo de amigos que han hecho de la música sentida, la que palpita y ronda amores su ventana de felicidad, el renacer de los sentimientos sobre el materialismo cobra vida con cada acorde, con cada punteo, con cada pieza tocada y cantada de amigos para un amigo que celebró su cumpleaños con lo más grande… la amistad cantada con el corazón. Cosme no olvides que en La Royal, anoche, te cantó Mencey Romántico, no es un grupo más… son tus amigos. Y que el reloj no marque las horas para ti.