X

Rivero dice que los PGE son un “atropello” y exige la “revisión” de los acuerdos con el Estado

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha calificado este martes de “atropello” para las islas los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015, que a su juicio, evidencian que para Rajoy y el PP, “España termina en Canarias”.

En respuesta a una pregunta parlamentaria del Grupo Nacionalista, ha señalado que los datos son “contundentes”, y ha puesto como ejemplo que Castilla y León percibe 699 euros por habitante o Castilla La Mancha, 600, frente a los 127 euros del archipiélago, mientras que la inversión se queda en 267 millones por los 1.700 millones de Castilla y León. “El PP maltrata a las islas”, ha explicado.

Por ello, ha indicado que la sociedad canaria “debe replantearse seriamente la revisión de los acuerdos con el Estado”, ya que Canarias “no puede permitir” que se vulnere “sistemáticamente” el REF (Régimen Económico y Fiscal) y que no se cumpla el convenio de carreteras o el de infraestructuras turísticas.

Rivero ha insistido en que se debe dar un “paso al frente” para que Canarias sea “menos dependiente de Madrid”, con nuevos instrumentos que permitan “garantizar” el futuro y para que el Gobierno central no actúe “en razón de los votos que dependan de Canarias”. Así, ha incidido en que la relación Canarias-Estado debe basarse en el “respeto” y la “lealtad”.

El portavoz del Grupo Nacionalista, José Miguel Barragán, ha lamentado que se mantenga el “déficit” de los 800 millones para financiar los servicios públicos, y ha lamentado que el Ejecutivo central incumpla el REF y los compromisos con Canarias en los PGE, y no atienda al “diálogo” que se reclama desde las islas.