X
nacional >

Sánchez expulsará del PSOE a los imputados con juicio oral abierto

   

EUROPA PRESS | Madrid

El PSOE hizo público ayer su nuevo código ético que exige “honradez” a sus afiliados y cargos y exigirá la dimisión de imputados ante la apertura de juicio oral, de manera que si no lo hace será expulsado del partido. El código incorpora la garantía de que, si después resulta absuelto, el partido se compromete a adoptar las medidas necesarias para “restablecer el buen nombre y el honor de la persona absuelta”.

Desde ahora, los imputados del PSOE deberán dar cuentas ante los órganos del partido, que podrán tomar medidas en función de los hechos y su gravedad, o de lo contrario serán suspendidos de militancia.

El código incorpora compromisos muy concretos para todos sus cargos: no podrán recibir regalos de más de 60 euros, tendrán que informar sobre dietas y gastos de representación, cuya cuantía se limita, y deberán viajar haciendo uso siempre de la tarifa “más económica”.

Estas normas fueron presentadas en el Foro Ciudadano sobre Limpieza y Calidad Democrática en Madrid. Al concluir su intervención en su inauguración, el secretario general del partido, Pedro Sánchez, ha sido el primero en firmar la declaración de adhesión que deberán suscribir a partir de ahora todos los cargos públicos y orgánicos del PSOE y los cargos institucionales del partido, aunque no sean militantes. En este capítulo también se incorpora la exigencia de que, antes de acceder al ejercicio de cualquier responsabilidad, todo cargo público del PSOE deberá firmar una declaración en la que afirme no haber incurrido en “delito alguno ligado a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidades sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves”.

See creará un registro de regalos custodiado por la gerencia del partido. Los cargos socialistas no podrán recibir regalos de más de 60 euros ni acumular obsequios procedentes de la misma persona, organismo o empresa por más de 100 euros al año. Y si reciben un regalo que no cumpla estos requisitos tendrán que devolverlo en un plazo de cinco días o, cuando no sea posible, integrado en el patrimonio de la Administración o donado a una entidad sin ánimo de lucro.