X
sociedad>

“Se pueden aprovechar turismo y petróleo”

   
Pedro Verona Pires. | S. M.

Pedro Verona Pires. | S. M.

SARAY ENCINOSO | Santa Cruz de Tenerife
Foto: SERGIO MÉNDEZ

Preside el Instituto Pedro Verona Pires para el Liderazgo con el aval que da haber dedicado toda la vida a su país. Pedro Pires (Isla de Fogo, 1934) fue primer ministro de Cabo Verde cuando la dictadura de António de Oliveira Salazar llegó a su fin y la región pudo independizarse de Portugal. En 2001 se colocó en primera línea como presidente de la república, cargo en el que se mantuvo hasta 2011. Con este currículo es normal que haya sido uno de los invitados de honor del Campus África, que se celebra estos días en Tenerife.

-¿Por qué hay países africanos que no han sabido desarrollarse de la misma manera que Cabo Verde?
“Es una pregunta difícil porque no hay respuesta. El desarrollo de los países, bueno o malo, rápido o lento, depende de cada nación. Cada sociedad tiene sus características propias, su cultura, su vida…”.

-¿En qué sentido Canarias ha sido un ejemplo para Cabo Verde?
“Canarias tiene un desarrollo bastante avanzado, pero además tiene una cosa muy importante para Cabo Verde: el turismo. Nosotros observamos con atención todo lo que se hace en las Islas en materia turística. También tenemos otra similitud: somos isleños, un territorio fragmentado. Y, por último, somos vecinos. Tenemos que potenciar todos esos elementos”.

-En cuanto a las similitudes, cerca de Cabo Verde también puede haber petróleo, igual que en Canarias. ¿Son similares ambos escenarios?
“Todavía el petróleo está en el mar (se ríe), no ha sido explotado. Hay una discusión sobre qué es más importante, el petróleo o el turismo, pero si se hace un segundo análisis se concluye que se pueden aprovechar los dos. En Cabo Verde no creo que tengamos petróleo, pero si lo tuviéramos estaría a una profundidad tan grande que la explotación sería más difícil. De cualquier forma, considero que hay que tener en cuenta los cambios que se van a producir en el mundo del petróleo durante los próximos años. Hay varios aspectos interesantes. Los americanos pueden ser autosuficientes hasta 2020 o 2030. En África hay mucho petróleo y mucho gas. Incluso en África Occidental, donde se decía que no había, también hay reservas importantes. Todo esto, además del desarrollo de las energías renovables, va a hacer que tener crudo sea menos determinante. La geopolítica del petróleo va a tener que ser analizada de nuevo: es posible que el poder económico y el político cambien. Tenemos que pensar en el petróleo hasta 2030”.

Observamos con bastante atención todo lo que se hace en Canarias”

-Recibió hace años el Collar de la Orden Islas Canarias por la relación entre ambos archipiélagos. ¿Cómo es esa relación hoy?
“Creo que es buena. Tuve el honor de recibir esa condecoración de la mano de Adán Martín, antiguo presidente del Gobierno que, por desgracia, ya no está entre nosotros. Esa distinción simboliza la voluntad de cooperación y amistad entre nuestros países. Hoy tenemos dos vuelos directos entre Cabo Verde y Canarias, y creo que eso va a traer muchas cosas nuevas. Las relaciones van bastante bien, pero depende de nosotros inventar otras áreas de cooperación”.

-¿Qué sectores van a crecer más en África y pueden ser una oportunidad para los empresarios?
“Hasta ahora todo ha girado en torno a las materias primas, pero en África hay una cosa que va a ser muy importante en el futuro: la agricultura. El 60% de la tierra cultivable y que no está cultivada se encuentra en África. En 2015 habrá 10.000 millones de personas, eso significa que va a haber un problema de alimentación. No diría una crisis alimentaria, pero sí habrá que producir más. ¿Dónde? En África. Los africanos tienen que prepararse para tener esa posición como Brasil o Argentina hoy, que son grandes potencias agrícolas. El continente tiene una gran oportunidad con la agricultura. Además, necesita desarrollar la educación y las infraestructuras, además de asegurar la paz para todo el continente, no solo en una parte”.

-El último informe de perspectivas africanas pronostica un gran crecimiento en 2015. ¿El ébola puede lastrar ese avance si la comunidad internacional no actúa de verdad?
“Durante los últimos diez años el crecimiento de África ha sido bueno: un 5% de media. Pero más allá de las cifras hay que analizar si este crecimiento está sirviendo para garantizar el desarrollo interno. En África hay una gran clase media, alrededor de 300 millones de personas. Pero las perspectivas no deben hacerse solo pensando en el número de consumidores, sino en la transformación social, la justicia social… La capacitación técnica de la gente es la clave”.

-¿No teme que esa clase media pueda emigrar?
“No, no lo creo. Ya hay países donde la clase media tiene un peso bastante grande. Por ejemplo, Nigeria”.

-Nigeria es un país modelo en cuanto a cifras económicas. Pero, ¿cómo está afectando la presencia de Boko Haram en su territorio? ¿Aleja a los inversores?
“Muchos inversores internos y externos, hay mucho capital ahora mismo en Nigeria. Pero hay que hacer un análisis de lo que está ocurriendo ahora allí. Es absolutamente necesario reforzar las estructuras del Estado, la seguridad, la defensa… Es un desafío al Estado. Pero vamos a continuar observando y ver cómo se van a desarrollar las cosas.

-¿Es bueno o no que China esté tan presente en África?
“No creo que sea malo. No solo está China, también está India, Brasil y otras potencias. India, Brasil y China tienen más peso en el contexto internacional. Eso ha cambiado las relaciones de fuerza. El problema no es si la presencia de China es buena o mala. Es buena porque aumenta la concurrencia. El resultado depende de los contratos que hacen los africanos con los chinos, es decir, de las reglas de la presencia de las empresas chinas en África”.