X
sucesos >

“Si él no hubiera estado allí, quizás hoy no estaría aquí”

   
La joven cubana, durante su declaración, ayer, en la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife. / FRAN PALLERO

La joven cubana, durante su declaración, ayer, en la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife. / FRAN PALLERO

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Geneisy, que sigue siendo la esposa de Dalayn (hoy acusado de asesinar en Adeje a una expareja de la primera), manifestó ayer por voluntad propia que “si él [Dalayn] no hubiera estado allí [en su casa la noche de autos] quizás yo no estaría aquí”. Las manifestaciones de esta joven de nacionalidad cubana (como los otros dos personajes principales de esta historia) tuvieron lugar en el arranque de la segunda sesión del juicio con tribunal de jurado popular que celebra la Sección Segunda de la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife a cuenta de la violenta muerte de Jorge Félix en Adeje el año pasado. Cabe recordar que en la jornada inaugural, celebrada el pasado lunes, Dalayn reconoció haber causado la muerte a la víctima, pero aseguró que fue en legítima defensa.

Durante su declaración de ayer, Geneisy aseguró “sentirse en deuda” con Dalayn aunque insistió en que tal circunstancia no afecta a la veracidad de su relato, coincidente en buena medida con el del acusado. Así, la mujer asegura que aquel día se encontraba en casa junto a Dalayn y el hijo de ambos, entonces de 3 años. Geneisy aclaró que si bien siguen casados, la relación sentimental entre ambos terminó en octubre de 2012, y que la presencia en su vivienda se debía a una visita al pequeño.

Todo comenzó, según la mujer, cuando Jorge Félix -al que describió como un amante ocasional, “teníamos una descarga como se dice en Cuba”- tocó a la puerta y, como ella no le abría, acabó colándose por una ventana. Geneisy asegura que la víctima le golpeó y le insultó, y que le sustrajo el bolso y salió corriendo escaleras abajo, y que ella lo persiguió porque en el mismo estaba su documentación y el dinero que para la manutención le daba Dalayn a cuenta del vástago.

Ella asegura que, tras un forcejeo, Jorge Félix soltó el bolso y que cuando volvía a casa llegó a ver de refilón que ambos varones discutían y que Jorge Félix, mucho más corpulento que Dalayn, le abofeteaba. Se enteró de lo que había pasado cuando, tras alertar a sus amistades, éstas le explicaron que Jorge Félix había muerto y que estaba en su vehículo, chocado a pocos metros de la vivienda. Según dijo, fue entonces cuando Dalayn le entregó el móvil a su hijo y le dijo: “A tu padre no le va a pasar nada; cuidalo que papá te va a llamar por aquí”.

Violencia
Sobre su relación con Jorge Félix, además de lo esporádico de la misma, detalló que fue en agosto de 2013 cuando lo denunció por maltrato ya que, explicó, “me pegó, me arrastró por el pelo, me cogió por el cuello y me rompió el móvil”. A cuenta de este suceso un juzgado de Granadilla dictó una orden de alejamiento contra Jorge Félix que estaba aún vigente cuando se produjo su muerte. Geneisy explicó que desde entonces había sufrido amenazas y que, a pesar de ya haber fallecido, le sigue causando terror ya que le advirtió que había contratado a un sicario para que acabara con ella y con su hijo, motivo por el cual asegura que ha cambiado de domicilio hasta tres veces.

Por su parte, la hermana de la víctima -que reside en Nebraska (EE.UU.)- pidió que se haga justicia en este caso y recordó que en Cuba viven tanto la madre como una hija de Jorge Félix.