X
CAMPUS ÁFRICA >

Virella: “La economía crece en África por encima del resto del mundo”

   
Pablo Martín Carbajal y Alberto Virella, ayer en La Laguna. / DA

Pablo Martín Carbajal y Alberto Virella, ayer en La Laguna. / DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El continente africano como un lugar idóneo de mantener una relación económica y de cooperación fue ayer la base del debate de la sesión Desarrollo y Cooperación con África de Campus África, donde participaron el director de Cooperación con África y Asia de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, Alberto Virella Gomes; y el director general de Relaciones con África del Gobierno de Canarias, Pablo Martín Carvajal. El encuentro tuvo lugar en la sede de la Real Sociedad de Amigos del País en La Laguna. En ambos casos recalcaron el potencial que supone el continente vecino.

Virella recordó que África es el continente con mayor crecimiento económico del mundo en este momento con un 5% en 2013 y una previsión de un 6% para este 2014. Además, el responsable de la cooperación española con el continente africano quiso desmitificar la idea de que África es igual a pobreza, corrupción y violencia. Como datos explicó que hay una gran diversidad en el continente y destacó la creciente clase media que se ha convertido en una importante consumidora de productos internos pero, también, de productos procedentes de otros países.

En este sentido, el director general canario denunció que el problema con los visados impide, por ejemplo, que esta clase media se convierta en turistas en Canarias.

Pablo Martín Carvajal en su discurso insistió en que el desarrollo de África beneficia a Canarias de manera directa e indirecta. Además, informó de que la financiación europea para proyectos de colaboración con África se ha triplicado llegando a unos 200 millones de euros en total entre los años 2015 y 2020 divididos en varias zonas, lo que supone una gran noticia para Canarias.

Potencia laboral
Alberto Virella insistió en que en 2050 la cuarta parte de la población mundial en edad laboral del mundo estará en África, aunque reconoció que aún hay un reto en la mano de obra cualificada. Este dato unido al resto apuntados, ponen en contexto la situación y remarca la idea de que África es un continente en auge.

El responsable español de cooperación también quiso dejar claro que la política internacional debe cambiar y abandonar sus tesis más paternalistas y unidireccionales para llevar a cabo proyectos en los que los propios países receptores participen. Solicitó a Europa que modifique su visión porque es posible que se quede fuera de este mercado en auge. Como ejemplo puso que la mayor parte de las líneas ferroviarias en África se están fabricando por empresas chinas con su propio ancho de vía que es distinto a la de los fabricantes europeos. Además, China también es el mayor inversor en otras obras como carreteras y puentes. “¿Y qué hace Europa ante esto?”, se preguntaba en su charla Virella y se respondía que “la presencia de Europa ante esto está siendo ridícula”.

Como ejemplo de la modernización y organización de estos países puso que la Unión de Estados Africanos ha establecido un protocolo de ayuda al ébola y que la Unión Europea aún no ha logrado una fórmula unificada de apoyo ante esta crisis sanitaria.