X
educación>

Alumnos de la ULL tardan más de dos meses en empezar sus prácticas

   
ULL Sede

Fachada de la Universidad de La Laguna. | DA

J. L. C. | Santa Cruz de Tenerife

La Asociación de Estudiantes Universitarios Conejeros (AEUCO) denunció ayer que al menos siete estudiantes del Grado de Trabajo Social de la Universidad de La Laguna (ULL) llevan cerca de dos meses sin poder empezar su programa de prácticas, a pesar de haber pagado las tasas de las mismas. La mayoría de estos alumnos residen en Tenerife, mientras que dos son de Lanzarote y La Palma. En la nota, AEUCO expone que estos estudiantes de cuarto curso en Grado en Trabajo Social de la ULL deberían haber iniciado las prácticas el pasado 16 de septiembre, como establece su plan de estudio. Sin embargo, desde entonces continúan a la espera de que la institución académica les de una solución tras varios retrasos.

Desde el Vicerrectorado de Alumnos reconocieron ayer que se han producido algunos problemas a la hora de poner en marcha los convenios de prácticas con los ayuntamientos de San Cristóbal de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife, pero ambos se solventarán como muy tarde la próxima semana. De hecho, las mismas fuentes confirmaron que dos de los alumnos perjudicados ya han empezado sus prácticas, mientras que los otros cinco se incorporarán los próximos días.

Los estudiantes, no obstante, recuerdan que el pasado 20 de octubre la vicerrectora Miriam González les dio unas “falsas expectativas”, ya que según ellos les dijo que “iba a hacer todo lo posible”, algo que consideran no ha cumplido. En este sentido, el colectivo de estudiantes no entiende cómo a pesar de haber pagado los 24 créditos de los que se componen las prácticas (una media de 300 euros), aún no han podido iniciarlas, con el consiguiente perjuicio en su planificación para el curso. Incluso, desde AEUCO aseguran que “no es la primera vez que esto ocurre, pues ya hay antecedentes de cursos pasados donde compañeros tuvieron que iniciar sus prácticas con retraso por los mismos problemas con los convenios”.

Al respecto, la propia vicerrectora de Alumnos, Miriam González, explicó que el cambio en el Real Decreto que regula las prácticas académicas externas en los grados -que se publicó el pasado mes de julio- ha provocado algunos cambios en la normativa interna de la ULL que desarrolla los convenios que se suscriben con las diferentes entidades que ofertan las citadas prácticas. Aun así, recordó que más de 4.000 alumnos se han matriculado de estas prácticas, y “prácticamente todos” se han incorporado progresivamente a sus lugares de trabajo. “El nuevo decreto aclara algunos aspectos como los objetivos de las prácticas, las entidades colaboradoras y destinatarios, duración y contenidos de los convenios”, expuso la vicerrectora, quien recordó que “el objetivo es promover la incorporación de estudiantes en prácticas en el ámbito de las administraciones públicas y en el de las empresas privadas”.