X
política >

CC decide el lunes sobre Clavijo, aunque no baraja que renuncie

   
Clavijo y Rivero, junto a Ana Oramas, en un acto de CC. | DA

Clavijo y Rivero, junto a Ana Oramas, en un acto de CC. | DA

V. PÉREZ / N. TORRES / J. MORENO | Santa Cruz de Tenerife

La imputación del alcalde lagunero, Fernando Clavijo, por prevaricación, tráfico de influencias, malversación y falsedad en documento oficial en una causa que instruye el juez Carlos Romero Pamparacuatro ha provocado un inesperado terremoto en la estrategia de CC para relanzar al relevo de Paulino Rivero como candidato a la Presidencia del Gobierno en 2015.

Por lo pronto, hoy Clavijo, como presidente insular de CC en Tenerife, reunirá a su consejo político y ejecutiva en la Isla, y el lunes la comisión permanente regional decidirá cómo afrontar este imprevisto, aunque su secretario general, José Miguel Barragán, afirmó ayer que no se le pasa por la cabeza un cambio de candidato. No obstante, admite que CC “tiene un problema, pues habrá que dar una respuesta a la sociedad y eso es lo más difícil”.

Barragán explicó que precisamente tiene previsto proponer en noviembre un código ético para CC, según el cual el límite para prohibir ser candidato es que exista apertura de juicio oral por causas de corrupción, violencia de género y otros delitos “muy reprochados por la sociedad”. En todo caso, no aprecia “corrupción” en los hechos por los que se imputa a Clavijo.

Cabe recordar que, tras dos años de escuchas, Pamparacuatro ve indicios de delito en Clavijo por supuesta intermediación para contratar a un trabajador en Urbaser, conceder ayudas para realojar a dos afectados por la aluminosis de Las Chumberas sin cumplir los requisitos económicos ni existir informes técnicos para desalojar sus casas (Ricardo González, candidato por CC-CCN-PNC y hoy personal de confianza del Ayuntamiento, y María José Castañeda, edil del PSOE, para quienes supuestamente se creó una línea de ayudas sin tope de renta), quitar denuncias a locales de ocio de un empresario y dar licencia de apertura a una cafetería pese a no cumplir la normativa. Ayer, en Teide Radio, Clavijo corroboró que en el primer caso se trata del presidente de la Fecao, José Antonio Santana, aunque agregó que sí se sancionó, precintó y cerró el local, y en el segundo, un establecimiento de un dirigente vecinal, y que la licencia se otorgó de forma legal.

Frío y parco fue ayer en su reacción Paulino Rivero, quien se limitó a “ya la ha valorado el propio Fernando, y hay que respetarlo”. “Me remito a lo que ha dicho Fernando y lo que pueda decir José Miguel Barragán. No tengo nada que aportar”, zanjó, tras indicar que en la mañana de ayer aún no había hablado con Clavijo. El alcalde, por su parte, explicó que Rivero le había mandado ayer un mensaje al móvil.

Quien sí lo llamó fue el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, que encontró a Clavijo “muy tranquilo” y a su vez dando “tranquilidad”. El mandatario capitalino defendió que no se ponga en duda la candidatura de su homólogo lagunero, “pues imputado no es condenado hasta que no haya sentencia firme, sea delito de sangre o por corrupción, y cuestionar eso es cuestionar el estado de derecho”.

Sobre algunos de los hechos por los que se imputa a Clavijo, dijo que “no hay alcalde al que no vengan todos los días personas pidiéndole trabajo”, y que no es extraño, por tanto, “escuchar a la gente e interesarse por cómo le van las cosas”. Bermúdez añadió que confía en que Clavijo demuestre su inocencia, además de elogiar que él mismo divulgara el auto de su imputación.

Advertencia de querellas
También encomió esta “transparencia” el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, quien mostró su “plena confianza en la rectitud” del político lagunero, al tiempo que criticó que las escuchas duraran “cuatro años” (en realidad duraron la mitad). “Una persona, político o no, no puede estar tanto tiempo con el teléfono pinchado, sin aparente razón prorrogando mes a mes, intentando buscar algo, no encontrar sino buscar, además en cuestiones inconexas”. Aprovechó la ocasión Alonso para advertir de que se querellará contra quienes publiquen conversaciones entre él y Clavijo que no tengan que ver con la imputación.

También apoyó a Clavijo el secretario insular de CC en Gran Canaria, Fernando Bañolas, seguro de que el asunto se esclarecerá y que seguirá como cabeza de lista, pese a la imputación.

El alcalde: “Yo no metí la mano en la lata del gofio”
V. P. / YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

Fernando Clavijo admitió ayer en Despierta Tenerife, de Teide Radio, que se interesó por que Urbaser contratara a un trabajador, cosa que, en efecto, sucedió “seis meses después” de llamar a esta adjudicataria, pero añadió que hizo esa gestión como habrá hecho” cientos con distintas empresas” para personas en paro y en difícil situación económica. También atribuyó a un comentario “de cachondeo” decir al portavoz de los afectados de Las Chumberas, Ricardo González, tras darle un ayuda al alquiler, que “ya solo falta que te afilies”, pues subrayó que se presentó por el CCN en alianza con CC y que por eso es personal de confianza.

En otras declaraciones hechas en el Ayuntamiento de La Laguna afirmó sentirse con “mucha más tranquilidad” tras analizar “de forma más detenida” el auto judicial, en el que, a su juicio, “está claro que no hay corrupción” para beneficiarse a sí mismo o al partido, si bien asumió que se trata de una situación incómoda en un momento político “delicado”. A su juicio, las grabaciones de sus conversaciones telefónicas recogen “la actividad normal de un alcalde que se interesa por los ciudadanos y atiende a llamadas”. “Pero no he metido la mano en la lata del gofio”, enfatizó.

Sobre si confía en mantener su candidatura regional, Clavijo afirmó que “ni confía ni dejo de confiar”. “Escucharé primero a los componentes de mi partido”, enfatizó.