X
LUCHA CANARIA >

Una competición gafada

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Federación de Lucha Canaria acordó ayer la suspensión cautelar de la competición de la Liga Disa Gobierno de Canarias de Primera Categoría -de momento sin fecha concreta de reanudación-, tras cuatro jornadas de campeonato, a instancias de la Dirección General de Deportes (DGD) del Gobierno regional, ya que varios clubes participantes no han regularizado su documentación con Hacienda y, en consecuencia, la DGD no procede a cubrir las subvenciones a los desplazamientos.

La Liga Regional de Primera Categoría vuelve a tener un nuevo contratiempo que reafirma el dicho popular de que “lo que mal empieza, mal acaba”. En primer lugar, fue la rapidez del ente Federativo Nacional en su puesta en marcha lo que mermó la presencia de equipos de Gran Canaria; posteriormente fueron los pequeños contratiempos con la Mutualidad de luchadores, que dejó el susto en el cuerpo a más de uno. Y, como el hecho más importante, la polémica aplicación de la limitación de peso a los luchadores sin explicar claramente a la familia de la lucha canaria la gravedad de este asunto, que ha perjudicado a los puntales de los equipos palmeros del Candelaria de Mirca y el Aridane. Para finalizar el antepenúltimo capítulo de esta competición, hay que sumar los problemas de algunos clubes que no han presentado adecuadamente la documentación requerida por las administraciones para poder optar a ayudas y subvenciones.

En este aspecto, la DGD envió a la Regional una relación de equipos que no cumplen con los requisitos establecidos (sobre todo actualizar sus datos en la renovación de juntas directivas, cambio de estatutos, memoria anual del club, etc.). Esta suspensión momentánea se suma al conocido aplazamiento por el viaje de varios puntales del Archipiélago (del 7 al 18) al Campeonato Individual de Lucha Ssirum en Corea del Sur.

Un portavoz autorizado de la Federación Canaria aseguró que son los clubes los que tienen que aportar y actualizar la documentación que se les requiere, una situación que puede llevar a la pérdida de las ayudas de la DGD, que puede decirles que no están en regla. El pasado fin de semana se suspendió el viaje del Guamasa a La Palma, y hubo dudas en el Maxorata-Tegueste. La Federación ha tomado una medida prudente para velar por los intereses de los clubes implicados y de la competición. “No tenemos la culpa de esta situación”, aseguran desde el ente. “Si los clubes no están al día de los requisitos que les marca la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias en cuanto a la tramitación de las subvenciones a los desplazamientos, tenemos que parar y tomar esta medida cautelar aunque no nos guste hacerlo”, manifestó.