X
otras coordenadas>

Los convenios de la DOP Canarias – Por Hugo Luengo*

   

El pasado jueves, 13 de noviembre, firmamos en La Laguna convenios de colaboración entre la D.O.P. Islas Canarias y las D.O. de Ycoden Daute Isora y de Güímar. Dichos convenios han sido ofrecidos a todas las D.O. de Canarias desde febrero de 2014 y en una primera instancia se han firmado estas dos, otras están en camino. Para entender el significado de esta iniciativa en el crítico panorama del vino de Canarias, ofrecemos las siguientes reflexiones desde la Asociación de Viticultores y Bodegueros de Canarias (AVIBO), principal representante sectorial de la misma con presencia en las 6 islas vitivinícolas. Y por su actualidad también en el marco de las manifestaciones del consejero de Agricultura del Gobierno de Canarias, solicitando que el Cabildo de Tenerife salga del sector vitivinícola. Desde AVIBO venimos planteando en los medios desde hace tres años lo mismo. La crisis de Bodegas Insulares ha precipitado la cuestión. Porque la crisis no es sólo de malas prácticas y de empresas en quiebra, sino de “modelo”, como así venimos defendiendo desde este medio.

Nuestra hoja de ruta está explicitada en anterior artículo que, bajo el título de Compromisos con el vino canario, expusimos en este mismo medio. Transparencia. En esencia fijamos la ruta en 6 prioridades: reorganizar el sector, resolver la ficha Posei, promover la Ley de la Viña y del Vino y el Decreto de Bodegas, desarrollar la internacionalización, apoyar el marketing e I+d aplicados e impulsar el desarrollo local. Nuestra estrategia para reorganizar el sector, la entendemos desde un doble interés, ámbito regional y soluciones empresariales. En cuya lectura se encajan los convenios de colaboración con las otras D.O. Estos convenios son voluntarios, de común acuerdo entre las partes, acomodados a las necesidades comunes, orientados a reducir costes, hacer economías de escala y prestar mejores servicios. Se resuelven en el ámbito privado de las D.O., si bien se comunican al ICCA. Respetando el plazo de aplicación, pueden desistirse de ellos a su finalización. El “modelo” que ha cambiado, es el mismo de la sociedad en la que ya estamos y de Canarias en particular, donde pedimos más libertad y más seguridad jurídica, para poder comerciar. Desde AVIBO sólo queremos vender más vino y que nos lo paguen. Para ello tenemos que poder desarrollar nuestra actividad, con menos limitaciones y compitiendo en igualdad de condiciones. Aquí la DOP Islas Canarias nos ofrece flexibilidad y un marco donde hacer economía de escala para abordar el proceso de “internacionalización”, que es lo que nos estabilizaría a medio plazo.

En este nuevo modelo las relaciones son “horizontales” como los convenios de colaboración, no hay jerarquía sino oportunidades de elección voluntaria, que nos permiten una mejor flexibilidad y menores costes. Modelos jerarquizados y poco flexibles como el de BITSA, han dado lugar al escándalo del vino de La Mancha y a la crítica situación económica conocida en los medios. Sin cooperar con el sector no hay futuro. Los convenios de colaboración ofrecidos desde la DOP Islas Canarias, en el marco de la estrategia expuesta, permitirán el desarrollo de un sector todavía atrapado en las inercias del pasado.

*PRESIDENTE DE AVIBO Y DE LA DOP ISLAS CANARIAS