X
ECONOMÍA >

El Gobierno rebaja las retenciones en el IRPF de los autónomos al 19%

   

EUROPA PRESS | Madrid

El Gobierno rebajará las retenciones de los autónomos en el IRPF desde el 21% actual hasta el 19% en 2015 y hasta el 18% en 2016, según una enmienda a la reforma fiscal introducida por el PP en el Senado. De esta forma, el Ejecutivo mejora en un punto la rebaja inicialmente planteada en su reforma, que situaba las retenciones de los autónomos en el 20% en 2015 y en el 19% en 2016. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) consideró un “acierto” la mejora de estas retenciones, pues, según ha destacado, “significará un alivio para prácticamente un millón de autónomos que dejarán de adelantar a Hacienda una media de 600 euros anuales el próximo año y de unos 900 euros en 2016”. “Es una rebaja que la Federación considera esencial para aliviar las duras cargas fiscales que han soportado los autónomos durante estos años de crisis y, especialmente, desde septiembre de 2012, cuando las retenciones en el IRPF se elevaron hasta el 21%”, subrayó la organización que preside Lorenzo Amor. No obstante, ATA expresó su preocupación ante la posibilidad de que los Presupuestos Generales del Estado para 2015 supriman la medida establecida en 2009 que permitía a los autónomos con facturación inferior a cinco millones de euros y con menos de 25 trabajadores reducirse un 20% en sus rendimientos netos si mantenían el empleo o creaban puestos de trabajo.

Asimismo, el Gobierno ha eliminado, en los Presupuestos Generales del Estado de 2015, la deducción del 20% de la que se beneficiaban pymes y autónomos con una cifra de negocios inferior a 5 millones de euros, siempre que hubieran mantenido los niveles de empleo, medida en vigor desde el año 2009. En un comunicado, el Ministerio de Hacienda justifica esta supresión, adelantada por el diario Expansión, afirmando, por un lado, que trata de anular beneficios particulares para generalizarlos por la vía de la reducción de los impuestos para todos, y por otro lado, asegura que quiere lograr la máxima neutralidad de la norma fiscal, de manera que la decisión de cómo organizar la actividad empresarial se base en criterios de eficiencia económica, “libre de sesgos fiscales”. Hacienda precisa que la medida, según el presupuesto de beneficios fiscales que aparece en los Presupuestos de 2015, supondrá un coste para quienes se beneficiaban de la deducción de 57,73 millones de euros y, por tanto, un ahorro.