X
CD TENERIFE> LA entrevista

Hugo Álvarez: “Los nervios van en el ADN de esta Isla, eso se palpa”

   

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife
Foto: SANTIAGO FERRERO

Hugo Álvarez. | S. F.

Hugo Álvarez. | S. F.

Hugo Álvarez Quintas se ha afianzado en el centro de la defensa del CD Tenerife. Este vigués de 29 años se incorporó tarde al trabajo del grupo blanquiazul, tras padecer un calvario en Murcia, a donde había llegado procedente del Real Jaén. En el equipo murcianista sufrió la incertidumbre de no saber si jugaría en Segunda, hasta que después se confirmó el descenso administrativo del club pimentonero. La llamada del Tenerife, que ya se había interesado antes por él, le concedió de nuevo la oportunidad de participar en la Liga Adelante y no la ha desaprovechado. Siete partidos ya como titular en el eje de la zaga, junto a Carlos Ruiz, han descubierto a un central sobrio, frío y que resuelve con acierto la gran mayoría de las acciones defensivas en su demarcación.

-¿Qué conclusiones saca del último partido con empate a cero ante el Real Mallorca?
“Llegamos a ese encuentro arrastrando bajas, pero nunca es excusa. Creo que fue un partido trabado y con pocas ocasiones por parte de los dos equipos, así que siempre que no puedes ganar por lo menos puntuar es importante”.

-Por lo tanto, el punto lo valoran como positivo, pero con el lastre de llegar a ese partido tras perder en Llagostera y no ganar al Alavés en casa…
“Claro. Nosotros sabemos que la dinámica de sumar de tres en tres en casa es la clave. Veníamos de una dinámica anterior mucho más positiva, pero repito que siempre que no sea perder es bueno, pero te quedas con esa espina clavada de no haber sumado los tres puntos”.

-Después de la mini-racha positiva ante Barcelona B y Zaragoza, se llega ahora a una serie de tres partidos sin vencer…
“El equipo había encontrado esa senda de estar varios partidos invicto, ahora estamos intentando volver a ella y ese debe ser el camino, el de puntuar todas las semanas”.

-¿Detecta que el nerviosismo se ha calmado un poco, o visto lo visto cree que es algo ya innato aquí y que cada semana hay muchos nervios alrededor del equipo?
“Esto es algo que está aquí, en el ADN de la Isla. Es algo que se palpa, que hay mucha exigencia y obviamente sabemos a lo que estamos expuestos”.

-A estas alturas de la Liga, a un punto del descenso y sin cubrir las expectativas creadas, ¿hasta que punto hay preocupación en el vestuario por la situación del equipo?
“Esta es una liga muy larga, pero no nos podemos confiar, porque lo ideal es estar más arriba en la clasificación y estar más tranquilos para llevar el día a día mejor”.

-Por lo tanto, habrá que mejorar en este tramo final de la primera vuelta para que luego la segunda mitad del campeonato no se haga muy cuesta arriba…
“Así es. La segunda vuelta cuesta sumar más y todos los equipos ya se están jugando mucho. Sabemos que tenemos que hacer ese colchón de puntos para hacer las cosas mejor”.

-A nivel personal, se ha hecho con un puesto en el equipo titular, y afianzándose en el once. ¿Satisfecho?
“Ahora cuento con la confianza del entrenador y siempre que cuente conmigo, pues mucho mejor”.

-El pasado partido, el Mallorca no era un rival sencillo para los defensas, con gente arriba muy peligrosa como Scepovic, Asensio o Pereira…
“Ellos tenían gente en ataque rápida, que se descolgaban, apenas defendían y luego salían a la contra. Era un partido exigente y creo que los frenamos bien”.

-Ahora toca visitar el Anxo Carro para medirse al Lugo. Un partido que para usted será un poco más especial al jugarlo en su tierra.
“Claro. Especial para mi porque es mi tierra. Soy gallego y jugar allí siempre es algo grato, poder ver a la familia y sentir su cercanía. Pero más allá de este hecho, el Lugo es un equipo que en casa lo hace muy bien, y viene compitiendo muy bien hace años con el mismo entrenador, por lo que estoy seguro de que nos lo va a poner muy difícil”.

-Un Lugo que cuenta con Quique Setién, que estudia bien los partidos y que saca máximo rendimiento a cada encuentro en su campo…
“Si. El Lugo siempre se ha caracterizado por ser un conjunto que juega muy bien al fútbol, que suele llevar el peso de los partidos y está claro que va a ser un rival exigente”.

-Antes de Navidades hay que jugar cuatro partidos. Imagino que la consigna es sumar lo más posible para llegar tranquilos al parón liguero por las fiestas.
“Eso es. Llegar fuera, y lo más lejos posible de esos puestos peligrosos e intentar que las miras estén puestas en otro sitio; en una zona más alta y más tranquila de la clasificación”.