X
economía>

Los impuestos que vienen en 2015

   
Imagen de una oficina tributaria. | DA

Imagen de una oficina tributaria. | DA

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el viernes pasado el texto de la reforma fiscal que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2015, después de ser aprobada definitivamente por el Congreso de los Diputados el pasado 20 de noviembre y con la que el Gobierno de Mariano Rajoy pretende impulsar el crecimiento económico, la creación de empleo y la competitividad empresarial. Ésta es, al menos, la intención del Ejecutivo, sin embargo la reforma tiene sus luces y sus sombras.

El texto toca básicamente el IRPF, el Impuesto de Sociedades y la modificación del IVA, en la que entra también el IGIC. Pero, paralelamente, también introduce la modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, que tiene que estar aprobado antes de enero de 2015 con permanencia hasta el 2019.

Pero, al final, ¿cómo nos van a afectar estas modificaciones? El responsable de PwC Tax&Legal services en Canarias, Jorge Gutiérrez, opina que nos afectarán, pero que la reforma tampoco ha sido “revolucionaria” o de gran calado. Empezando por el REF. En su opinión, la reforma debía haber sido mucho más “profunda y ambiciosa” y centarse en acercar el REF a la calle y a los trabajadores, y en potenciar la inversión extranjera. De hecho, asegura que su firma conoce de inversores que están preguntando por las ventajas fiscales de Canarias para venir a las Islas. En este sentido, sí comparte las modificaciones realizadas en lo que respecta a la Zona Especial Canaria (ZEC) ya que éstas sí van a permitir ahora captar inversión extranjera.

Más allá del REF, la reforma fiscal del Gobierno tampoco presenta grandes cambios. En opinión de Gutiérrez el texto del Ejecutivo debería haber sido mucho más ambicioso. “Hay que convencer al ciudadano de la necesidad de pagar impuestos. El español presume de no pagar impuestos”. El texto debería, además, de “luchar contra el fraude fiscal, porque tenemos unos tipos impositivos muy altos y recaudamos poco y esto no es por otra cosa que por el fraude fiscal que el Gobierno no consigue atajar”.

Otro de los asuntos en los que no profundiza esta reforma es en las enormes diferencias entre la financiación de las comunidades autónomas, que hace que sean tremendamente desiguales. Por ejemplo, en Madrid se pagan menos impuestos que en Canarias.

Tampoco entra a modificar algunos impuestos que corresponden a las autonomias, como el del impuesto de sucesiones o patrimoniales que hace que lo pagues en una comunidad y en otra muchísimo. “Los herederos de la duquesa de Alba si están censados en Madrid no pagan impuesto de sucesiones y si tu heredas en Canarias sí”.

Sin embargo, el buque insignia de esta refoma fiscal es el IRPF y el Impuesto de Sociedades. En el caso del IRPF, el número de tramos se reduce de siete a cinco y el tipo mínimo pasa del 24,75% al 20% en 2015, y al 19% en 2016. Según Jorge Gutiérrez estas modificaciones están bien, pero advierte de que “seguimos estando a niveles tributarios superiores a la última legislatura de Zapatero”. Y es que recuerda que la subida de impuestos del año 2011 fue “brutal”. “¿Rebaja? sí, pero aún seguimos pagando muchos impuestos”. Aún así, Gutiérrez señala, que a partir de 2015 “cobraremos más”.

Como parte negativa señala que desaparecen los valores de las plusvalías que afectan sobre todo a las viviendas. “Si compré una vivienda en 2007 a 300.000 y ahora la vendo a 350.000, antes podía deducirme algo de impuestos de esos 50.000 euros que he ganado con la venta. A partir de 2015, desaparece”. Como aspecto negativo también se eliminan las deducciones por alquiler de vivienda. Gutiérrez señala que la reforma, realmente, al final no es ambiciosa y se podía hacer más cosas, sobre todo para aumentar el consumo y potenciar la entrada de capital.


Los tributos
REF. No se modifican los artículos relacionados con los incentivos: el artículo 25 y 26.
RIC. Apenas sufre modificaciones. Jorge Gutiérrez asegura que es un incentivo muy potente pero que ha estado demonizado por la inspección. Son muchas empresas que han dotado la RIC y se han visto “machacadas” literalmente. Uno de los pocos cambios es que aumenta la posibilidad de invertir en la creación de empleo.
DIC. Se mantiene la deducción por inversiones, pero añade una nueva de un 15% para todas aquellas inversiones en el África Occidental. Esta deducción, según Jorge Gutiérrez, está muy bien porque se trata de potenciar la inversión en el país africano, sin embargo, advirtió, “la inspección con las facturas se volverá loca”.
Sube el tabaco. El Gobierno canario ha querido meter mano al precio del tabaco y por eso ha subido, de forma brutal el precio de referencia de las cajetillas, lo que hará que todas aquellas marcas low cost que estaban vendiendo el tabaco a precio muy barato tengan que subir sus precios o desaparezcan, dejando al consumidor una única opción. Sin duda, esta medida a quien favorece es a las grande marcas.
Sube la gasolina. El Gobierno canario ha gravado el impuesto sobre combustibles derivados del petróleo. Es decir, antes este impuesto no gravaba toda la compra del combustible, sino que una parte quedaba exenta del impuesto. Pues bien, con la entrada en vigor de esta norma ahora también esa parte del combustible (biocarburante) también está gravada. Esta subida de impuesto la repercuten los operadores en el precio final de la gasolina.