X
la columna >

Imputa, que algo queda – Por Tinerfe Fumero

   

Tras tantos años de tesis, la antítesis amenaza con borrar del mapa a todo lo que se mueva. En esta sociedad en la que todo el mundo exige derechos pero muy pocos se acuerdan de cumplir con sus deberes, es sabido que los políticos vinieron en una nave desde Marte y que nada tienen que ver con nosotros, probos ciudadanos que nos vemos obligados a renegar de la factura porque la vida está muy chunga. Cierto es que, en este país, PP-PSOE han quebrado el contrato social, ese acuerdo para que los pobres no sean tan pobres que se vean tentados de correr a cogotazos a los ricos, y ahora las multinacionales no pagan impuestos mientras se multa a los que buscan en la basura algo para comer, pero impute hombre impute, que algo queda, aunque en España o haces un favor o te cruje tu propia familia. Eso le pasa ya hasta a los aún inmaculados de Podemos, como ha podido comprobar ese talentoso politólogo llamado Íñigo Errejón. En Andalucía a esto lo llaman tener mala follá…