X
CD TENERIFE >

Una operación ardua y laboriosa

   
Miguel Concepción y Pier volverán a coincidir en la próxima Junta de Accionistas del club, en diciembre. / S. M.

Miguel Concepción y Pier volverán a coincidir en la próxima Junta de Accionistas del club, en diciembre. / S. M.

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

La operación desvelada por DIARIO DE AVISOS de un grupo de empresarios, entre los que se incluye Juan Villalonga, para intentar llegar al órgano de gobierno del CD Tenerife no solo causó impacto en todos los sectores del tinerfeñismo, sino que provocó las primeras reacciones de puertas hacia adentro en la entidad blanquiazul, además de alertar a la otra vía que sigue adelante con sus planes para optar también a suceder a Miguel Concepción llegado el momento.

Pier Luigi Cherubino no quiso pronunciarse públicamente sobre estos movimientos paralelos a sus aspiraciones de presidir el CD Tenerife y se limitó a decir que toda corriente alrededor del club es positiva y demuestra la relevancia de una entidad deportiva como la tinerfeñista. A través de su perfil de Twitter sí expresó que esta vía “no es la manera” que a él le “gusta” y que prefiere que la persona o personas que formen parte del club “pertenezcan a la masa social” de la institución.

En cualquier caso, la maniobra para llegar a controlar más del 50% del accionariado del CD Tenerife SAD es bastante compleja y ardua. Como la ampliación de capital no es posible actualmente, la opción de presentar una oferta para seducir a los accionistas mayoritarios del CD Tenerife es otra de las vías, pero sabiendo que, así y todo, en el mejor de los casos solo se podría ambicionar a un porcentaje ligeramente superior al 30% del capital social de la SAD blanquiazul. Dado lo atomizado que está el resto de las acciones, hasta completar las 175.515, repartidas entre más de 31.000 accionistas que componen el total del club, el obstáculo más peliagudo que se encontrarían estos empresarios es captar más acciones repartidas y distribuidas entre miles de pequeños y medianos accionistas.

Personajes clave
Por otro lado, la figura de Pier también podría jugar un papel clave en este entramado de opciones para ser tenido en cuenta por otros postulantes a la cúpula del Tenerife. En su momento, César Gómez, cuando hablaba en nombre de los inversores germano-suizos que intentaron entrar en el club, ya tuvo en cuenta a Pier, aunque el exdelantero de origen italiano sabe que su papel no se debe limitar a ser un mero comodín para acceder al CD Tenerife.

En la Junta General del pasado 30 de abril, Pier acreditó 10 acciones propias y 13.612 delegadas por otros 212 accionistas. Hay que recordar que Miguel Concepción presentó un total de 1.000 acciones propias y 65.871 en representación de otros 269 accionistas.

No hay que obviar tampoco al que muchos denominan como delfín de Miguel Concepción, Corviniano Clavijo, actualmente miembro del consejo de administración del representativo, que aportó dos acciones propias y 4.582 acciones representadas, propiedad de cuatro accionistas, pero al que todavía nadie, a pesar de que entra en algunas quinielas, ha señalado como futurible, ni él mismo se ha postulado públicamente en este sentido.

Lo que parece evidente es que la carrera por ocupar el sillón presidencial del CD Tenerife ya ha empezado y no hay quien la pare; unido a las inclinaciones de este grupo empresarial hacia el club, que podría acelerar los pasos para adelantar su entrada en la entidad, o visto los obstáculos que se encontrarían para el dominio de más del 50% del accionariado del representativo, frustrar su incursión, desbaratando así una incipiente operación que mantiene a estas alturas todas las vías abiertas.