X
candelaria>

La oposición tilda de “circo” las mesas comunitarias

   
Carina Dainotto, portavoz del Partido Popular. | DA

Carina Dainotto, portavoz del Partido Popular. | DA

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

El Partido Popular no sacó adelante durante el último Pleno una moción para la creación de un consejo económico y social de Candelaria. Su portavoz, Carina Dainotto, señaló que “desde que el PSOE gobierna en Candelaria se han puesto varios foros donde se presume de la participación ciudadana como fue la tan olvidada Agenda 21 Local, la semana de la democracia, las mesas comunitarias… La realidad en Candelaria es bien distinta. No se permite que los ciudadanos decidan lo que quieren para el desarrollo del municipio”.

Una idea a la que se sumaron el resto de grupos de la oposición, algunos con vehemencia, como el concejal no adscrito, José Fernando Gómez: “Ustedes se conforman con el circo de las mesas comunitarias, donde asisten muy pocas personas y donde dirigen a los vecinos adonde ustedes quieren. Ya el pueblo está cansado de engaños, mentiras y corruptelas”, aseveró. Mayca Coello, de Sí se puede, tampoco fue suave: “Ustedes
-dirigiéndose a los socialistas- sustituyeron la Agenda 21 por las mesas comunitarias, con el objetivo de dispersar para tener controladas las actitudes incómodas. Ustedes venden humo y cuando presumen de participación es una mentira como una casa”. Mary Brito, concejala de Participación Ciudadana entre otras muchas áreas, fue la encargada de defender la postura del grupo de gobierno: “Nuestra línea de trabajo apuesta por las personas, no hemos vendido humo ni nada que se lo parezca. Si dispersamos las mesas comunitarias es para atender al vecino con una mayor cercanía, respetando cada una de las particularidades de cada núcleo”.

Ya en el apartado de ruegos y preguntas volvió a salir el expediente de la casa del alcalde, al que “se le aplicará la legalidad que corresponde”, señaló José Gumersindo García. También se preguntó por la posible supresión de las líneas 123 y 131 de TITSA, que es una propuesta del Cabildo y no del Ayuntamiento, y los cuatro millones de euros que tiene aún el Consistorio a plazo fijo en dos cuentas diferentes, como confirmó el concejal de Hacienda, Domingo Ramos.