X
POLÍTICA >

Rivero alerta de un conflicto con Marruecos por las prospecciones

   

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El presidente del Ejecutivo canario lamentó ayer el inicio de los sondeos de Repsol en aguas próximas Canarias porque, a su juicio, “ha comenzado el asalto de una empresa privada a recursos que son de los canarios, con el apoyo del Gobierno estatal”. El mandatario quiso además lanzar un mensaje agorero: “Espero que esta torpeza y cabezonería del Gobierno de España no nos lleve a situaciones de intranquilidad en las relaciones con nuestro vecino Marruecos”.

Rivero hacía así advertencia tras reparar en que las prospecciones se realizan en una teórica mediana entre España y Marruecos “que no está definida”, por lo que recordó que “en 2001, cuando Aznar autorizó por primera vez los sondeos, Marruecos presentó una queja formal, alegando que era un espacio donde tenían derecho también ellos”.

El gobernante hizo estas declaraciones a los periodistas con motivo de que Repsol anunciara que en el día de ayer comenzó la primera perforación exploratoria de las previstas, a 54 kilómetros de Fuerteventura. Una noticia de la que, dijo, se enteró por la prensa, lo cual demuestra, a su juicio, “el trato absolutamente colonial hacia Canarias, algo intolerable e inadmisible”. Máxime, recordó , cuando la pasada semana había solicitado por carta a su homólogo estatal, Mariano Rajoy, que le mantuviera informado sobre la fecha de comienzo de las catas. Por ello, enfatizó que en tres años en los que ha rechazado este proyecto pero “cumpliendo la más escrupulosa legalidad, a diferencia que Cataluña”, la única respuesta ha sido el envío de la Armada española a Canarias “para proteger intereses privados”.

Preguntado por este diario sobre las críticas de Ben Magec-Ecologistas en Acción, que le acusa de “doble moral” por pedir, por un lado, al Ministerio de Medio Ambiente que amplíe el futuro espacio marítimo protegido como LIC del Oriente y Sur de Lanzarote y Fuerteventura, hasta la zona de las prospecciones, y, por otro, solicitar desproteger la franja más próxima al litoral para hacer o ampliar puertos, Rivero eludió la respuesta, limitándose a decir que “en otro momento” hablaría de este asunto. Puntualizó, eso sí, que con los ecologistas mantiene “mesas de trabajo sobre energías limpias y otras cuestiones”.

Sí respondió a por qué el Gobierno canario quiere ampliar el Lugar de Interés Comunitario (LIC), y alegó que “la intencionalidad es mover este espacio protegido hacia la mediana para protegerlo de este intento de sacar estos recursos” energéticos. Sin embargo, no aclaró por qué la desprotección de tres millas desde tierra, que es el motivo de enfado de Ben Magec, para proyectos que “amenazan sebadales” incluyendo un puerto deportivo , regeneración de playas y verter salmuera desde hoteles.

Sobre el sentido de su defensa de los “recursos canarios” que busca Repsol, dijo que no se refería a que si dependiera de Canarias se deberían sacar, sino a, literalmente, a que esos sondeos se hacen en “territorio canario, pues hay una ley aprobada en el Parlamento español, que dice que son aguas canarias.”