X
puerto de la cruz >

Sandra Rodríguez: “Marcos era Marcos y yo soy Sandra”

   
Foto DA

Foto DA

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Nunca se imaginó que su toma de posesión como alcaldesa sería la vivida el 24 de octubre, sobrevenida por el repentino fallecimiento de Marcos Brito y por la renuncia, ese mismo día, de cuatro de sus compañeros de grupo: Emma Mesa, Damián García, Verónica Rodríguez y Carmen Padilla. Una semana después, Sandra Rodríguez confiesa que la presencia de algunos líderes de su partido, Coalición Canaria, como su secretario general, Fernando Clavijo, y el apoyo recibido por el Comité Local, le ayudaron a pasar mejor el mal trago.

-En el escrito que entregaron hablaban de diferencias irreconciliables con usted. ¿Tan graves eran que no se pudieron solventar?

“Me reuní en dos ocasiones con ellos y con uno en particular mantuve una larga conversación. Le planteé que no veía problemas tan irreconciliables para seguir gobernando juntos y le pedí que se lo pensara. Pero del resto no puedo saber qué es lo que les separa de mí y los motivos que les llevaron a tomar la decisión, por lo tanto no entro a valorarla. Sí les agradezco a todos que optaran por renunciar a su acta y dejaran paso a los siguientes de la lista porque así no cercenaban la presencia de CC en el Consistorio y permitirían que esta fuerza política estuviera representada tal y como lo quisieron los ciudadanos en las últimas elecciones”.

-¿Qué pasará con los proyectos de estas cuatro áreas?

“He dado la orden de que se continúe trabajando tal y como se venía haciendo. Los proyectos son de los ciudadanos, no de un funcionario, de un empleado público y mucho menos de un político, que está de paso. Nosotros manteníamos reuniones periódicas en el Gobierno y lo que se hacía no era de fulanito ni de menganita sino del Gobierno de CC-PP, con aciertos en algunos casos y errores en otros. Además, hay algunos proyectos que son indiscutibles. ¿Quién duda, por ejemplo, de Mueca o Periplo?”.

-Como secretaria general del Comité Local, ¿pedirá que se tome algún tipo de medida o represalia con sus excompañeros de grupo?

“El Comité Local es el que decide y el que está marcando los ritmos. Hemos conseguido en los últimos años un equipo de trabajo compacto, cohesionado y muy ilusionado, que en todo momento ha discutido, debatido y tomado decisiones en todo lo que afecta a nivel municipal, insular e incluso nacional. Será este órgano el que determine si toca o no hacer algo. No seré yo quien vaya a impulsar nada porque soy una más dentro de ese equipo de trabajo, aunque me vean en este momento como su líder. El partido no es un cartel sino cada uno de los afiliados de CC, y eso es lo que les he intentado inculcar en los dos últimos años y ya está empezando a florecer ese sentimiento”.

-¿Será la candidata de 2015 a la Alcaldía por CC?

“Lo que puedo decir es que presentaré mi candidatura y me someteré a la asamblea. No solo porque así lo había decidido antes, lo había hablado con Marcos y sentía que tenía su apoyo en todo momento, sino porque también me lo mostraron mis compañeros en el comité del día 23, por unanimidad y por aclamación pese a no ser necesario. Fue muy emocionante ver que había unidad máxima del partido en torno a la decisión que tenía que tomar al día siguiente”.

-¿Compartiría lista con Milagros Luis Brito?

“Si así me lo pide el Comité Local de CC, por supuesto. Es este órgano el que tiene que regir las directrices de un grupo municipal. Y si bien es cierto que un candidato o candidata tiene que buscar hacer equipo, éste tiene que estar respaldado al 100% por su partido, cualquiera que sea. Por lo menos, esa es mi forma de entender la política”.

-Usted dijo que iba a mantener la agenda de Marcos Brito. ¿Cuál será su prioridad a partir de ahora?

“Como no puede ser de otra manera, seguir el trabajo para que se puedan culminar los grandes proyectos. Desde la estación de guaguas, el puerto deportivo y pesquero y el parque marítimo hasta las pequeñas cosas. Marcos era Marcos y yo soy Sandra, y hay cosas que nos unían y otras en las que teníamos una visión diferente, como en el tema de la participación, que a mí me preocupa bastante y creo que es muy necesaria en estos momentos. Yo no soy quien para imponer nada, debo gobernar de la mano de los vecinos teniendo claro que hay cosas que no se van a poder consultar. Los políticos debemos cambiar el chip en la forma de ver la política y no tener miedo a los ciudadanos. Recuperar ese acercamiento para mí es muy importante. Este Gobierno se ha dedicado mucho a la gestión interna, pero ahora mismo la situación económica se ha serenado y se han sentado las bases del saneamiento como para poder decir que se pueden hacer otras cosas fuera del despacho”.

-¿Qué destino tendrán la Escuela de Música, la Universidad Popular, el Museo Arqueológico y el Organismo Autónomo Local?

“Pese a que a finales de 2013 los titulares decían que el Ayuntamiento iba a ser intervenido, adoptamos un tercer plan de ajuste y hemos cumplido todos los parámetros macroeconómicos que exige el Gobierno central. Ello nos ha permitido en 2014 sentarnos a negociar con el Museo Arqueológico y con la Escuela de Música y ambos siguen abiertos, y el servicio de ayuda a domicilio se mantiene. Creo que el Ayuntamiento también está para prestar servicios que desde el punto de vista asistencial y del bienestar son importantes y en esa línea vamos a trabajar”.

-¿Garantiza que en los presupuestos de 2015 habrá presupuesto para estas instituciones?

“Ahora mismo tenemos un borrador de las cuentas que sigue siendo austero. No permite hacer una gran obra pero mantiene lo mismo que en 2014”.

-¿El pacto con el PP sigue igual?

“Sí, pero nuestra idea es reorganizar las áreas de CC y suprimir dos de ellas, pasando de 8 a 6 y así se reduciría de forma importante el gasto. Yo me quedaré con Hacienda, Servicios Sociales y Turismo, además de Alcaldía”.

-¿No es mucho para una sola persona?

“Delegaré cosas en ambos departamentos. Turismo es un área muy importante para el municipio y debe estar ligado a Hacienda. Cualquier cosa que se haga en el Ayuntamiento lleva implícita una repercusión turística y a las pruebas me remito con lo sucedido con la basura. Nuestros turistas comparten con nosotros la vida cotidiana. Esta seña de identidad que tiene Puerto de la Cruz desde siempre, como destino turístico diferenciado, la tenemos que mantener”.