X
GRANADILLA >

TITSA adecuará sus horarios a los estudiantes de instituto

   

NORBERTO CHIJEB | Granadilla de Abona

TITSA se ha comprometido a variar los horarios de tarde para que alumnos de Bachillerato del IES Granadilla puedan compaginar sus horarios de estudio con el regreso a casa”, según confirmó a este periódico, Sara Cano Delgado, concejala de Educación del Ayuntamiento de Granadilla.

El compromiso lo sacaron adelante las concejalías de Transportes y de Educación, tras reunirse recientemente con el delegado en la zona sur de TITSA, Manuel Mesa, así como con representantes de los institutos del municipio, con el fin de abordar los problemas del transporte escolar en Granadilla. En la reunión, que contó también con la asistencia de representantes de los IES Granadilla, Los Cardones y El Médano, y de las asociaciones de padres y madres, se abordó esencialmente el problema del transporte escolar en la enseñanza no obligatoria, “que no tiene ninguna ayuda del Gobierno”, recordó Sara Cano, que además argumentó que muchos alumnos que viven lejos de centros como el IES Granadilla y El Médano “han insinuado la posibilidad de dejar de estudiar si no se resuelve el horario de las guaguas, como por ejemplo, la línea 470”.

Guacimara González, concejala de Transportes del Ayuntamiento granadillero, argumentó la importancia de que se establezca un ajuste de horario de las líneas de guaguas que permita a los alumnos llegar en tiempo al centro educativo, por lo que pidió que se tengan en cuenta los horarios de entrada y salida del alumnado en la reorganización de la compañía de las nuevas líneas previstas para el próximo año, o incluso, que puedan llegar hasta el mismo instituto, como ocurre en el caso de El Médano.

El representante de TITSA informó de que durante el primer trimestre del próximo año se van a producir cambios en las líneas de transporte y que se estudiarían las demandas planteadas.

Las concejalas también tienen previsto mantener reuniones con las administraciones supramunicipales, en aras de trasladar las necesidades reales del municipio, dado que cada año se incrementa la población estudiantil.