X
CD TENERIFE >

Zaragoza y el recuerdo de Vjelko

   
El delantero serbio, en su etapa como jugador del Philadelphia Union. / PABLO GARCÍA

El delantero serbio, en su etapa como jugador del Philadelphia Union. / PABLO GARCÍA

O. H. | Santa Cruz de Tenerife

Real Zaragoza y CD Tenerife se han enfrentado en el estadio de La Romareda en 20 ocasiones. El CD Tenerife se volverá a ver las caras este lunes ante el conjunto aragonés en el choque correspondiente a la jornada 11 de la Segunda División. Las estadísticas y los antecedentes marcan un bagaje ligeramente favorable a los locales, aunque los blanquiazules han puntuado en nueve ocasiones: tres victorias y seis empates. La última visita del conjunto tinerfeño a La Romareda data de septiembre del año pasado, en la quinta jornada de la Liga Adelante, con un triunfo inapelable del Real Zaragoza (3-0), merced al doblete de Víctor Rodríguez y al tanto que marcó Montañés.

Antes, el 29 de agosto de 2009, coincidiendo con la jornada inaugural de la Primera División, y con la vuelta de ambos equipos a la máxima categoría del fútbol español, fue el penúltimo encuentro entre ambas escuadras. En aquella ocasión el CD Tenerife, entrenado por José Luis Oltra, cayó derrotado ante los maños por 1-0, con gol de Arizmendi. En la temporada 2008-2009 ambos conjuntos tuvieron dos enfrentamientos con la Segunda División como escenario. Con los dos equipos luchando por el ascenso, cosa que sucedería al final con el objetivo cumplido por las dos escuadras. El choque acabó con empate a uno.

Pero la última vez que el CD Tenerife venció en el recinto maño todavía se recuerda en la Isla; fue en la temporada 02-03, también en Segunda. La afición del Real Zaragoza tampoco olvida el increíble partido que firmó Veljko Paunovic, autor de los tres tantos del cuadro isleño (1-3). Ese curso, los zaragocistas acabarían regresando a Primera. La cita tuvo lugar el 1 de marzo de 2003 y el CD Tenerife estaba entrenado por David Amaral.

Paunovic hizo un auténtico partidazo, y tres soberbios goles suyos en tan solo seis minutos rompieron al equipo local en una tarde propicia para el goleador balcánico, que siempre ha recordado ese partido como el mejor en la Isla.