X
sociedad>

El 29% de las jóvenes reconoce sufrir un “control abusivo” por sus parejas

   
Programa de atención para dolescentes víctimas de violencia de género. | DA

Programa de atención para dolescentes víctimas de violencia de género. | DA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El 29% de las jóvenes españolas reconoce haber sufrido un “control abusivo” por parte de sus parejas, mientras que un 16% de los chicos admite haber intentado controlar a sus parejas, decidiendo por ellas hasta el “más mínimo” detalle, según ha informado el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Francisco Hernández Spínola.

En comparecencia parlamentaria, el consejero indicó que la violencia de género en adolescentes es un problema que genera “preocupación y alarma” en la medida en que se están incrementando los casos de adolescentes que sufren o ejercen la violencia machista. Así, según datos del CGPJ, en 2013 aumentó en un 5% el número de menores maltratadores juzgados.

Hernández Spínola indicó que las redes sociales, Internet y la mensajería instantánea son los nuevos métodos que usan los jóvenes para acosar a las mujeres, y a través de estas nuevas tecnologías está aumentando el acoso y la vigilancia.

El consejero señaló que el Gobierno de Canarias dispone de estudios que observan un incremento de las adolescentes que reconocen haber sufrido situaciones de maltrato por parte de sus parejas, siendo el control abusivo –con quién hablan, lo que dicen, a dónde van– el más frecuente. Asimismo, un 16% de los chicos reconocía haber intentado controlar a su pareja y un 14% que la controlaba a través del móvil.

Según datos de la Consejería, en 2013 se registraron 102 llamadas al servicio especializado del 1-1-2 sobre menores y adolescentes. De todas ellas, 77 correspondieron con chicas de entre 12 y 17 años. En lo que va de año ya se han registrado 60 llamadas, 56 de ellas por parte de adolescentes.

Hernández Spínola aclaró que ante este tipo de situaciones el Instituto Canario de Igualdad (ICI) no puede hacer nada si no hay un consentimiento por parte de los padres. En caso de que decidan denunciar, se pone a la disposición de la afectada la red de recursos para la atención a víctimas de violencia de género.

Por el Grupo Mixto, el diputado Pedro Justo también expuso los datos de otro estudio en el que un 3,2% de los chicos justificaban que un hombre agreda a una mujer cuando ella decide dejarle, un 12,2% consideraba que para tener una buena relación de pareja es deseable que la mujer evite llevar la contraria al hombre, y un 6,8% opinaba que cuando una mujer es agredida por su marido, algo habrá hecho para provocarlo.

“Máxima preocupación”
La diputada Belinda Ramírez (PSOE) consideró que estos datos son de “máxima preocupación”. Por lo tanto, insistió en la necesidad de la prevención como herramienta para atajar las actitudes sexistas y violentas en los jóvenes, pues sigue siendo una “asignatura pendiente”, y ve fundamental la educación para “atajar de raíz” este problema.

La diputada Flora Marrero, de CC, abogó por la necesidad de un nuevo modelo educativo porque el sexismo “se aprende desde la infancia”, e hizo referencia a que la sociedad se está enfrentando al micromachismo y al machismo benévolo o contenido, que, dijo, son “el embrión de la violencia de género” y reproducen estereotipos donde “los hombres son los héroes y las mujeres las malas, las zorras, las brujas y las lagartas”.

El diputado popular Emilio Moreno opinó que la evolución social respecto al rechazo de la violencia machista está siendo positiva, pero se mostró sorprendido de que todavía se mantenga por parte de los adolescentes posiciones machistas, lo que, a su juicio, “viene a conectar con clichés machistas que todavía se siguen reproduciendo en la sociedad”.