X
SANTA CRUZ >

El 80% de la inversión en barrios en 2015 se financia con préstamos

   
Alberto Bernabé (i), José Isaac Gálvez y José Ángel Martín, minutos antes de comenzar el Pleno. / S. M.

Alberto Bernabé (i), José Isaac Gálvez y José Ángel Martín, minutos antes de comenzar el Pleno. / S. M.

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

“En 2011 adquirimos el compromiso de devolver un Ayuntamiento mejor en 2015, y no sólo lo decimos nosotros sino también el resto de las administraciones al señalar que estamos en estabilidad presupuestaria”. Así defendía ayer el concejal de Hacienda de Santa Cruz, el nacionalista Alberto Bernabé, el presupuesto para 2015 de la capital, el último del mandato, y que fue aprobado con los votos a favor del equipo de gobierno y en contra del resto de grupos de la oposición. Unas cuentas que recibieron calificativos como “electoralistas”, “virtuales” o “cortoplacistas”. Unas críticas que se apoyan en hechos como que, según destacó tanto Guillermo Guigou (CDS) como Alexis Oliva (PP), y apoyándose en el informe de Intervención, presumen de incrementar la inversión pero no dicen que más del 80% de la misma se va a financiar con cargo a los bancos y no con recursos propios. “Si la inversión en barrios es de 11,6 millones, 9,6 se obtienen de los bancos”, criticó Guigou. Acusó el edil de Ciudadanos a Bernabé de inflar las cifras de inversión porque, “la realidad es que en 2014 y según el interventor de los más de 10 millones presupuestados sólo se ejecutaron cinco”.

El PP coincidió en esta crítica, asegurando que recurrir a la financiación externa para la inversión no es estar en el buen camino y menos cuando la inversión real de los últimos cuatro años ha sido de 19 millones, “menos de lo que había presupuestado solo para 2011”. El informe de Intervención señala que de los 20,4 millones previstos de endeudamiento con entidades financieras, “9,6 se destinan a financiar parcialmente las inversiones previstas en 2015” y añade que otros 10,7 son para “sustituir operaciones preexistentes”. En base a estas líneas, la oposición criticó que se defienda el aumento de la inversión como si esta fuera fruto de la buena gestión económica.

El edil de Hacienda en su defensa del presupuesto insistió en que la evolución de los datos financieros desde 2011 demuestran la buena gestión realizada y recordó, entre otras cosas que, se ha contenido el gasto corriente, que la deuda viva es de 75 millones (el 39% del total), o que gracias al Plan de Inspección Fiscal se han recaudado a fecha de hoy 2,7 millones extras. Bernabé aprovechó para anunciar que en enero se liquidarán los casi 10 millones que aún quedan por pagar del crédito a proveedores, la misma cantidad que recibirá el Ayuntamiento de más de los fondos del Gobierno de Canarias con respecto a 2012. El edil destacó el aumento del dinero para servicios sociales, como los cinco millones destinados a PEAS en 2015, “un aumento del 100% respecto a 2012”.

Frente a estos datos desde la oposición, Sí se puede, en boca de Pedro Fernández Arcila, señaló que “nos están ofreciendo un presupuesto cortoplacista sin ningún tipo de política detrás, gastando dinero que se entrega a las multinacionales”. José Manuel Corrales (XTF), por su parte, acusó al alcalde de “mentir” en el tema de la deuda, al señalar que según la Tesorería municipal ésta no ha bajado el 50%, como defiende Bermúdez.

El PP a su vez insistió en que los datos desmontan las argumentaciones del equipo de gobierno. “Entre 2008 y 2011 la suma de los presupuestos es de 724 millones, mientras que entre 2012 y 2015 es de 808, es decir, han tenido más dinero para gastar y no menos, como ustedes defienden”, sentenció el edil popular Alexis Oliva.

A José Alberto Díaz Estévanez, portavoz de CC, le tocó defender la vertiente política de unos presupuesto de los que dijo son equilibrados y alejados de la demagogia y el dispendio. “Los recursos no son ilimitados como pueden creer algunos concejales y gracias a la tarea de años atrás ahora podemos bajar impuestos y aumentar la inversión”.

Evolución negativa
Frente a la defensa a ultranza de la gestión del Ayuntamiento, el equipo de gobierno se encontró con el análisis del Fondo Canario Municipal de la evolución financiera del Consistorio en 2013, un año en el que este ente afirma que hubo una evolución financiera negativa, aunque matiza que cumplió con las ratios de salud financiera a excepción del ahorro, que fue negativo. El mismo informe señala que la presión fiscal aumentó, bajaron los ingresos por tributos y también la ejecución presupuestaria.

133 quejas sobre tributos en un año

Francisco Clavijo, presidente del Tribunal Económico y Administrativo durante 2013, leyó el informe de este ente sobre las reclamaciones tributarias presentadas por los vecinos, que ascendieron a 133. De ellas, 27 se inadmitieron, 41 se estimaron totalmente y tres más parcialmente. Otras 47 fueron desestimadas. El impuesto sobre el valor añadido de los terrenos fue el que más quejas acumuló.