X
TRIBUNA >

Acciones e intenciones – Por Cristina Valido

   

El pasado martes, el Pleno del Cabildo de Tenerife aprobó los presupuestos con los que trabajaremos en 2015. Unos presupuestos sensatos, posibles, generadores de empleo y transparentes, que pivotan en dos pilares: el de la inversión para la generación de empleo y reactivación económica; y el de la asistencia y promoción de la calidad de vida a las personas. Dos cifras hablan por sí solas: más de 400 nuevas inversiones generarán aproximadamente 3.500 puestos de trabajo que devolverán el derecho al empleo y la autosuficiencia económica a miles de familias. Como afirma el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, la prioridad de todas nuestras acciones son las personas. Por eso, el objetivo número uno es la generación de empleo. Y también por eso, más de la mitad del gasto corriente del presupuesto de 2015 se dirige la atención a las personas, a la atención residencial y externa sociosanitaria, a nuestros menores en acogida, a la asistencia a las mujeres víctimas de violencia, a la discapacidad, a la prevención y a la integración, al fomento y promoción del deporte y la cultura, a coadyuvar en la formación de nuestros jóvenes, al fomento del bilingüismo y a la apuesta por la participación ciudadana y el gobierno abierto. También este presupuesto aborda con ambición la protección y mejora de nuestro medio ambiente y nuestras joyas naturales, en un año especial, el año en que el Cabildo empezará a gestionar el Parque Nacional del Teide. Ese es el planteamiento honesto, realista y eficiente con el que el grupo de CC, al que represento en el Cabildo, se presentó en el Pleno del martes. Les confieso que tenía una enorme curiosidad por conocer la manera en que el Partido Popular iba a enfrentar esa sesión plenaria. Por más que se diga y repita, no pierde ni un ápice de realidad la máxima de que son los hechos y no las palabras las que nos definen o, si se prefiere, aquella otra tan famosa de “por sus obras les conoceréis”. Pero las obras y los hechos del PP son tozudos y carecen de credibilidad alguna. Esos hechos nos hablan de la negación a la mejora de las partidas presupuestarias que afectan a Canarias, el territorio más alejado del continente, peor financiado y con la lista de incumplimientos más larga de todo el Estado español. Eso a pesar de ser la tercera en el ranking de comunidades que mejor ha cumplido con el objetivo del déficit, que más y mejor ha corregido el endeudamiento. Hemos dejado de recibir del Estado casi 700 millones de euros solo del convenio de carreteras. Algo que obliga a este Cabildo a incluir una partida presupuestaria para prefinanciar obras que el PP ha condenado. Y mientras el señor Rajoy habla del final de la crisis, los senadores y diputados por Tenerife del PP votan en contra de las enmiendas que Tenerife necesita. Pero no a todo le dicen que no. Así, nos encontramos a nuestros diputados y senadores por Tenerife defendiendo más dinero para las carreteras de Baleares, por cierto archipiélago como el nuestro, carreteras insulares como las nuestras. Fondos para sus carreteras, sí. Para las nuestras, no. Fondos para las carreteras gallegas, también. Para las nuestras, no. Me alegra que los supuestos representantes de Tenerife por el PP tengan la mitad del camino andado para presentarse, en las próximas elecciones, en cualquier lista de las provincias y comunidades a las que han favorecido con sus votos. Todos podrán decir a los ciudadanos de ese territorio que defendieron sus intereses. Eso aquí, a los ciudadanos de Tenerife y de Canarias, no pueden decírnoslo.

*Vicepresidenta segunda del Cabildo de Tenerife y portavoz del grupo de Coalición Canaria