X
opinión >

Agente caído en cumplimiento del deber – Por Sergio García de la Cruz

   

Tristemente, y no pensé que tuviera que volver a hacerlo y mucho menos en el mismo año, aquel titular que usé el 26 de mayo para otro policía del mismo Cuerpo: Francisco Díaz Jiménez, fallecido en Málaga. Vanessa María Lage Carreira de 36 años de edad, policía desde el año 2005, caída en cumplimiento del deber, ha perdido la vida durante un enfrentamiento armado con un delincuente.

¿Cómo comenzar cuando quiero tantas cosas expresar? Intento ser prudente con mis palabras, pero el sentimiento de impotencia y el dolor pueden que me lleven por otro camino y sean quienes se exterioricen. Podríamos buscar culpables, cierto, ¿quiénes podrían ser? Claro, si empezamos analizándolo desde un plano general podríamos hacer retórica sobre el sistema en el que estamos inmersos y de que todo termina revirtiéndose, o incluso analizar el perfil del presunto autor del crimen y como rompe con la ley del coste-beneficio y que actúa con un modus operandi de alto riesgo y aunque eligió un banco ubicado en un barrio tranquilo e incluso en sus horas finales de la jornada y cuando más dinero hay, pero, también cuando más clientes pueden estar realizando sus operaciones ante la llegada de un fin de semana. Iba a por todas, no le importaba ni morir, ni matar a todo el que se pusiera por delante, llevaba un arma muy letal y más de 40 proyectiles, que probablemente poseía desde hace tiempo. La situación se torna más difícil para los policías cuando sales parapetado tras un escudo humano, ¿quién repele así?

No debemos dejarnos llevar por ápices de supuestas mejorías delincuenciales, la situación cada vez se pone más difícil para los policías, hay más situaciones de verdadera violencia en las cuales se pasa mal y no solo tienes que lograr en ellas la máxima pulcritud en la actuación, sino que además tienes que lograr que todos salgan ilesos. En los años noventa los atracos a los bancos eran el pan de cada día del policía, las mañanas de trabajo pasaban por acudir a varias de estas alarmas, en su mayoría sin chaleco antibalas, y habían algunos en las comisarías, pero estaban en unas pequeñas montañas de polvo y se usaban básicamente para cubrir la seguridad de los recintos. Corrían tiempos duros y había que cubrirse, pero la protección que te daba suponía un hándicap de mucho sobrepeso y de una limitación total de movimiento, aun así salías con él o sin él, pero llevabas tu Franchi del calibre 12, te parapetabas detrás del motor de un vehículo cercano para ver sin ser visto y … a esperar. A veces olvidamos que ser policía no es una profesión como las demás y que cuando en la serie Hill Street Blues decían “Tengan cuidado ahí fuera”, no mentían. Vienen tiempos duros donde los malos aumentan, los buenos disminuyen.

Vicente está luchando por su vida, es un gran deportista y aún tiene muchas carreras que disputar, la más dura de todas es la que ahora está disputando, son tramos duros de la etapa, pero, debes ganarla, amigo.
Vannesa ha caído en cumplimiento del deber, otro ángel custodio que se nos va este año, recordémosla como una heroína, traigamos una escena de nuestra vida con ella, que su solo recuerdo nos haga asomar una sonrisa de cariño. Con afecto y gratitud por aquello que nos brindó. DEP: VANESSA.

www.sergiogarciacruz.com