X
SANTA CRUZ >

La capital pide para San Rafael y San Roque 4,3 millones a Fomento

   
Germán Delgado (i) y José Ángel Martín, durante su visita al cementerio. / DA La rehabilitación llegará a todo el recinto./ S.M. El ministro Imeldo Serís recibió sepultura en San Rafael, donde aún está el panteón que lo recuerda. / SERGIO MÉNDEZ
<
>
El ministro Imeldo Serís recibió sepultura en San Rafael, donde aún está el panteón que lo recuerda. / SERGIO MÉNDEZ

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

La parte católica fue construida en 1811, a la que se sumó, en 1837, la británica; juntas conforman el Bien de Interés Cultural (BIC) Cementerio de San Rafael y San Roque de Santa Cruz de Tenerife, el mismo que desde hace ya unas semanas ha abierto sus puertas de forma diaria, después de décadas cerrado al público, y cuyo estado de conservación se aleja mucho del que un lugar de sus características debería tener. Rehabilitar por completo este histórico espacio de la capital en el que recibieron sepultura nombres que forman parte de la historia de Canarias, como Imeldo Serís, Santiago García Sanabria o Secundino Delgado (que sigue enterrado en la fosa común que acoge a más de 40.000 personas), es el objetivo que se ha marcado el área de Patrimonio Histórico de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Este año, con una partida de 100.000 euros para acometer las primeras reformas, se ha dado el primer paso, pero el conjunto necesita de mucho más, tanto como de 5,8 millones de euros. Lo elevado de este importe, a todas luces fuera de las posibilidades de financiación del Ayuntamiento, es lo que ha llevado al área que dirige el socialista José Ángel Martín a acogerse a la convocatoria del programa 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, administración a la que solicita 4,3 millones de euros, cantidad a la que el Consistorio sumaría 1,5 más, todo ello considerando que la rehabilitación integral se realizaría a lo largo de cuatro años.

“Sabemos que obtener toda la financiación es complicado, pero sería fantástico que saliera porque el sitio lo merece y requiere de esa inversión”, reconoce el también primer teniente de alcalde, José Ángel Martín. Junto a él, el jefe de Patrimonio Histórico, Germán Delgado, añade que “ya hemos empezado a hacer pequeñas intervenciones como la obra de la capilla católica, que se adjudica ya, o la reparación de algunos panteones”.

El proyecto para obtener la financiación fue presentado el pasado martes al Ministerio y en él se detalla la importancia histórica de ambos cementerios, que en la actualidad funcionan como un único espacio, pero que fueron construidos de manera independiente. El cementerio católico fue promovido por el alcalde real José María de Villa, mientras que el British Cemetery fue construido gracias al impulso del cónsul británico Mr. Barlett.

 

Este panteón será el primero en rehabilitarse. / S.M.

Este panteón será el primero en rehabilitarse. / S.M.

En la propuesta enviada a Fomento se detalla el importe de las intervenciones a realizar así como el cronograma de las mismas. De esta forma, los técnicos de Urbanismo estiman que la reparación de panteones necesitaría de 1,7 millones de euros, destinando la mayor parte de este dinero a reparar los que en peor estado se encuentran (196), que representan el 28% de los 676 que hay en todo el recinto, aunque la misma propuesta señala que debería abordarse primero la rehabilitación de los panteones que menos inversión requieren, porque se alcanzaría a recuperar el 71% de estos espacios funerarios. Detalla Delgado que “cada una de las tumbas y panteones llevaron su propio proyecto de rehabilitación”.

El informe apunta además que la propia restauración en sí puede convertirse en una actividad formativa, tanto para los visitantes, como para los propios trabajadores, que podrían llegar a adquirir una formación especializada bajo la dirección de los técnicos de Patrimonio Histórico.

Primer cuatrienio
A la rehabilitación de los panteones se suma la restauración de la capilla católica (234.000 euros), la de las dependencias de acceso (723.000) y la construcción de un columbario (800.000), de forma que se obtienen los 4,3 millones previstos invertir en los primeros cuatro años, dejando para los siguientes cuatro la urbanización exterior y los viarios, que viene recogidos en el Plan General de Ordenación recientemente aprobado. Una vez sumado el IGIC y los gastos generales, la cifra total de licitación que arroja el proyecto supera los 5,8 millones de euros.

Entendimiento
El bien, una vez restaurado, se destinará a un uso público de carácter sociocultural, turístico y de servicio público. Para ello, según reza en el informe, se pretende destinar una de las dependencias situadas junto a la puerta principal a una exposición permanente respecto al recinto. Tanto Martín como Delgado defienden, frente a las críticas recibidas por parte de la Asociación Parque Fúnebre San Rafael y San Roque sobre el mal estado del lugar para su apertura al público, que “el pavimento del cementerio no está peor que el de algunas calles de esta Isla”, aunque admitieron que se colocarán carteles de advertencia para los visitantes ante los desperfectos del pasillo central, que está parcialmente hundido.

Añade Martín que la decisión de abrir y rehabilitar el cementerio es una cuestión “técnica y no política”. “Nosotros hacemos lo que nos dicen los técnicos, no hacemos política con esto como parece que pretenden otros”. El concejal achaca a la falta de entendimiento entre las administraciones el actual estado de deterioro del recinto. “Al final, cediendo un poco hemos conseguido abrir una vía de diálogo con el Cabildo y colaborar”.

Proyecto para construir un columbario

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

San Rafael y San Roque ya no es considerado un lugar de enterramiento, por lo que su uso como cementerio quedó sin efecto desde 1954. No obstante, desde Patrimonio Histórico se ha buscado la forma de dotar de actividad funeraria el recinto a través de la construcción de un columbario (lugar para conservar las cenizas de los fallecidos), puesto que éste sí sería un uso permitido, lo que reforzaría la actividad en torno al cementerio.

El proyecto de rehabilitación detalla que al citado espacio se destinarían 402 metros cuadrados de los más de 7.000 que tiene el conjunto funerario. Este espacio estaría situado al sur del cementerio británico, en el que existe una zona libre de construcción alguna.

Concretamente, detalla el proyecto, el 81% de la superficie total del BIC corresponde al cementerio católico; el 12% (889 metros cuadrados) al British Cemetery y finalmente hay otros 127 metros cuadrados de una edificación en mal estado, sin interés alguno.