X
luces y sombras >

Es mentira, todo es mentira – Por Pedro H. Murillo

   

No es cierto. Es mentira que los servicios públicos vayan mejor, que la transparencia haya llegado a los partidos, que vivamos en una democracia real, que tengamos buenos sentimientos en actos de caridad cuando se trata de gigantescas promociones de marketing personal.

Es mentira que los más válidos alcancen los puestos que se merecen porque la partitocracia vive su último respiro; que el Apocalipsis esté cerca, que haya mejorado el paro, que se han terminado los desahucios, que los bancos lo hayan pasado mal.

Es una falacia que los medios sean imparciales, que se contrasten las fuentes, cualquier fuente; que la crisis en los medios justifiquen los miles de despidos de periodistas; que esos candidatos sean los mejores; que no sigan gobernando los mismos de siempre; que el populismo sea la solución.

Es mentira que robemos a los catalanes; que necesitemos a un monarca para no matarnos entre nosotros, que no hay niños bajo el umbral de la pobreza, que la igualdad de género es una realidad.

Es una maldita mentira que nuestros jóvenes están preparados cuando están sirviendo hamburguesas en Berlín o lavando platos en Madrid; que seamos lo más de lo más porque somos atlánticos y punto. Son mentira las romerías, la televisión autonómica, las vírgenes y los amores ideales.

Es una falacia que no seamos pasto de la envidia y los cuchicheos en los pasillos, que no tengamos complejos de inferioridad que nos hacen ser aplatanadamente isleños. No es verdad, es mentira la sonrisa del tendero, la palmadita de tu jefe y las modelos de Victoria Secret.

Son mentiras las verdades como puños, la sabiduría del pueblo, que las murgas tengan razón. No es verdad que a nuestros abuelos los tratarán bien cuando se mataron a trabajar en ultramar, que las heridas de la guerra estén cerradas, que este presente sea el mejor de los posibles y que todo pasado fue mejor.

Es mentira, al fin, que esta columna tenga influencia alguna en ti, amable lector de domingo, que se me antojas lo único cierto.

Feliz año nuevo.