X
carreras de montaña >

El final de un enorme reto

   
José Delgado, en una de sus pruebas de este año. / FACEBOOK

José Delgado, en una de sus pruebas de este año. / FACEBOOK

MARTÍN – TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

El imponente Volcán Osorno, símbolo de la cuenca del Lago Llanquihue y del Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, todo ello en la Patagonia Chilena, será la última parada de la aventura de José Ignacio Delgado, más conocido en el mundillo trail como el Lechuga. Hoy mismo emprenderá viaje para cruzar el charco y plantarse el sábado en la línea de salida de la Vulcano Ultra Trail, la carrera que completa su reto 5 continentes, 5 ultras.

Tras correr por Australia, por Isla Reunión, o por pleno Himalaya de Nepal, este tejinero acabará su enorme desafío en el continente americano, habiendo comenzado a principio de año en El Hierro, compitiendo en la Maratón del Meridiano. Si logra acabar la prueba chilena, habrá logrado completar una ultra en cada continente. Todo un hito.

Su último escollo tiene 80,9 kilómetros de trazado y el Lechuga es el único español que participa en esta carrera. Tendrá 19 horas para completar todo el recorrido, que cuenta con un desnivel positivo de 3.850 metros, una altura máxima de 1.340 metros y una pendiente media de 9,1 %. Solo participarán 130 atletas en esta modalidad, contando la carrera con otras tres más (15, 35 y 64 kilómetros). En total serán 1.000 los participantes en una prueba que pretende convertirse en la más importante de toda Latinoamérica.

Pero antes de desafiar sus límites en distintos tipos de paisajes y recorridos, pasando por tramos volcánicos, ríos, lagos y frondosos bosques milenarios, José Delgado tendrá que superar un tortuoso viaje de ida. Hoy marchará a Madrid, donde hará noche, para mañana a primera hora partir hacia Argentina, luego a Chile y una vez en dicho país, tendrá que desplazarse también en avión, con lo que espera llegar al lugar de la carrera el jueves ya bien entrada la tarde. Empezará a correr a las 8.00 horas del sábado.

En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, José relata que llega a esta última prueba bien de fuerzas y, lo que es más importante, mentalmente entero. Eso es un factor muy importante, ya que este tipo de competiciones, la cabeza juega malas pasadas y hay que tenerla muy preparada para realizar recorridos tan largos y exigentes. “Estoy contento de que llegue el final. Tengo ganas de acabar y de analizar las sensaciones que he tenido durante todo este año. Al final las carreras son solo un trazado y un tiempo. Lo importante son las emociones que vives y la gente y las culturas que se conocen”, con eso es con lo que te quedas”, señala este tejinero, quien llega después de haber participado en La Diagonal de Los Locos y en la Everest Trail Race en poco espacio de tiempo.

Para tener éxito en esta última aventura, le acompañarán sus marcas de confianza, a las que se suman el calzado Scott y las barritas Energía Aborigen, del molino de gofio de Agua García.