X
Entre nosotros >

Gobierno aéreo – Por Juan Henríquez

   

Julio Cruz, gomero con cara de asustado, que allá por 1987 encontró un filón en la política de la que hizo su profesión, se despachó a gusto el otro día, según crónica de Domingo Negrín, aquí, en el DIARIO DE AVISOS: “El Gobierno (regional) está en el aire”. El problema es que al no aclarar la acepción del término “en el aire”, la gente podría pensar de dos maneras. Una primera traducción sería la que se refiere a que sus compañeros de partido y coaligados nacionalistas en el Gobierno canario están en la inopia, que no se enteran, vamos, que son unos inútiles. Y la otra interpretación sería que en cualquier momento el pacto de gobierno puede saltar por los aires, que las relaciones entre ambos partidos (CC/PSC-PSOE), precisamente por el posible indulto a los socialistas palmeros, la cosa anda chunga, tensa; “la situación la veo muy grave”, terminó afirmando.

La expresión la firmo ahora mismo, porque decir que el Gobierno canario está en el aire, es tan cierto, como que por tierra ni se le ve, ni se le espera. Llevan, durante toda la legislatura, ocupados en la batalla contra las prospecciones petrolíferas, diseñando estrategias junto a los movimientos ecologistas, encabezando manifestaciones, concentraciones y firmando comunicados y recursos, ¡para!, les pido una especial atención: “Sí hay petróleo, esos recursos son nuestros”. Como dijera Nicolás Sébastian, escritor francés: “Hay necedades bien adobadas, como hay necios bien vestidos”. Claro hombre, la frase, por méritos propios, va dirigida a Paulino Rivero.

Sí, estoy de acuerdo, un Gobierno canario en el aire, viajando al total derrumbe de la sociedad canaria, con Paulino Rivero y José Miguel Pérez, a los mandos de una nave a la deriva y sin retorno. De momento tenemos a un PSC-PSOE tocado y hundido, con los dinosaurios del partido chantajeando a Ferraz; y de otra, una CC con un mal perdedor, Paulino Rivero, tratando de reconquistar el liderazgo perdido. Señores, como dice la canción: ¡sigan bailando!