X
TENERIFE >

Modificar los enlaces de la TF-5 cuesta entre 3 y 5 millones de euros

   
Delgado cuestiona el elevado número de enlaces construidos. / S. M.

Delgado cuestiona el elevado número de enlaces construidos. / S. M.

JESSICA MORENO | Santa Cruz de Tenerife

El Cabildo de Tenerife prevé iniciar el próximo año -incluso quiere adelantar algún trabajo durante el presente mes- las obras para la reordenación de los enlaces con la Autopista del Norte (TF-5), entre Guamasa y el Hospital Universitario de Canarias, con el objetivo de reducir las habituales retenciones de tráfico. Así lo anunció la pasada semana el consejero insular de Carreteras, José Luis Delgado, quien llevará el martes a Consejo de Gobierno para su aprobación el documento que propone el ajuste, eliminación o creación de algunos carriles de entrada y salida de esta vía, la mayoría de ellos en el sentido de dirección a Santa Cruz.

Delgado adelantó a DIARIO DE AVISOS que para llevar a cabo las actuaciones propuestas por los técnicos en el informe se estima una cuantía que oscila entre los tres y los cinco millones de euros. Para ello, dado que el proyecto de presupuestos ya está aprobado por el Consejo de Gobierno, es necesario realizar una enmienda, que presentará el propio consejero de Carreteras. Así, explicó que está estudiando de dónde sacará estos fondos.

“Se trata de la mayor reordenación de tráfico llevada a cabo en la zona”, afirmó Delgado. Cabe recordar que esta vía soporta a diario una media de 85.000 vehículos y es bastante habitual la aparición de importantes retenciones, debido, a juicio del responsable del área, de la planificación de los enlaces y entrelazados.
Otra de las soluciones que también se ha descartado es recuperar la implantación de un carril reversible. Esta medida se llevó a cabo en 2010 pero sus resultados no fueron óptimos. Según los estudios realizados ahora por el área insular de Carreteras, previos a la propuesta de modificación, el tronco de la autopista es suficiente para hacer frente al nivel de vehículos que soporta. “Los análisis demuestran que el tercer carril no es necesario, sino que el problema se encuentra en los enlaces”, añadió.
En esta línea, el consejero afirmó que cuando se programaron muchas de estas obras no se tuvo en cuenta las recomendaciones viarias de colocar un enlace por cada 1,6 kilómetros, “ya que en el tramo entre Guamasa y el Hospital, en sentido Santa Cruz, hay algunos que están separados por apenas 400 metros”. En cuanto a las prioridades de actuación, indicó que dependerá de la decisión que tomen los técnicos.

Principales cambios

La propuesta que elevará el martes Delgado a Consejo de Gobierno, para su previsible aprobación, incorpora varios cambios, la mayoría en el trayecto de la autopista en sentido a la capital. La principal zona que se modificará es el entramado de conexión entre la TF-5, TF-2 y Vía de Ronda. Así, se propone crear un nuevo carril que permita que los vehículos que proceden de la Vía de Ronda puedan acceder a la TF-2 sin pasar por la autopista. Además, se ampliará el enlace para los coches que circulan por la TF-5 y se incorporarán a la TF-2. De esta manera se busca descongestionar el acceso a la zona de Alcampo. Además, se construirá una rotonda por el acceso cercano al colegio de Las Dominicas, a la altura de la avenida Lora y Tamayo. Se prevé reorganizar el tráfico en el acceso por El Coromoto y suprimir el de Pérez Ortega, al igual que la entrada por la gasolinera de esta zona, entre otras soluciones.